A qué altura se ponen los estores


Seguro que estás deseando adornar las persianas de casa, pero en el momento de calcular las dimensiones que precisas, debes tener mucho cuidado para no equivocarte.

El inconveniente es que en las tiendas físicas no te dan mucho más explicación que el aviso que traen si las compras allí y escoges un asesoramiento aun antes de obtener tu primera persiana, sabiendo los inconvenientes y ventajas de su medida.

Persianas verticales

En las persianas verticales hay que tomar en consideración que hablamos de una persiana que, si va del techo al suelo, es aconsejable achicar 3 cm a fin de que no arrastre. Recordamos que el riel ahora está incluido en la medida total y lo idóneo es agregar 5 cm de cada lado para calcular el ancho. Si pasa entre 2 paredes, resta 1 cm del total.

Tipos de persianas a colocar: funciones y colores

Entre las persianas mucho más comunes vamos a encontrar:

  • Persianas Screen. Este género de persiana aísla térmicamente la ventana. Por su parte, dejan pasar la luz y nos dejan ver el exterior.
  • Persianas opacas. Si estas buscando privacidad y la entrada de poca luz en tu estancia, este estor es ideal, es idóneo para ventanas que no tienen estor. Los puedes localizar con protección ultravioleta si lo vas a poner en una ventana que reciba la luz del sol directa.
  • Persianas día y noche. Merced a las distintas bandas horizontales que caracterizan a este toldo, tenemos la posibilidad de regular la entrada de luz según la necesidad actualmente.
  • Persianas translúcidas. Esta clase de persiana es perfecto para ofrecer claridad a una estancia, sin perder la privacidad del sitio.

Ventanas angostas o estrechas

La utilización de cortinas va a dar la sensación de tener una ventana mucho más ancha y extendida. Es bueno colgar la barra a una altura estándar de diez cm sobre el marco de la ventana, pero extendiendo mucho más la longitud de la barra. Por poner un ejemplo, si la ventana tiene 56 cm de ancho, puedes añadir diez cm a cada lado. Así, en el momento en que cuelgues la cortina, levántala hasta el momento en que toque los bordes de la ventana, dando la ilusión de una ventana mucho más grande.

La verdad es que los bordes no son comunes estos días, pero puedes emplearlos como un pequeño truco para esconder el área ciega (si está dentro) o, bueno, para esconder ciertos fallos que cometiste mientras que instalando el barral. Puede colgarlo a una altura estándar de diez cm sobre el borde superior. Puedes obtener una barra en especial indicada para esta clase de decoración, que sobresalga de la pared y sea mucho más ancha que la ventana. Cuelga una falda o cenefa unos 2-3 cm sobre la barra a fin de que caiga sobre las cortinas.

Deja un comentario