Al purgar el radiador no sale agua

Esta guía le enseña de qué forma purgar un radiador en unos sencillos pasos, con el fin de que logre vencer el frío invierno y aumentar la eficacia del sistema de calefacción de su hogar.

Calefacción encendida y radiadores fríos

Es simple, si la calefacción está encendida y tiene temperatura suficiente para calentar y los radiadores están fríos, es hora de purgarlos. Por otra parte, el momento ideal para efectuar esta actividad es antes de la llegada del invierno, antes de prender la calefacción por primera vez. De esta forma, quedarán listos para funcionar a la perfección en los próximos meses.

Comprenderemos rápidamente si necesitamos purgar un radiador cuando la parte de arriba de los radiadores está fría o si se escucha un gorgoteo en el momento en que se prende el sistema de calefacción.

Los radiadores se purgan con la calefacción encendida o apagada?

Los radiadores son una parte vital del sistema de calefacción de un hogar, y es importante mantenerlos en buen estado para poder calentar la casa de manera eficiente. Una pregunta común que surgen los propietarios de radiadores es: ¿necesitan ser purgados con la calefacción encendida o apagada?

Para responder a esta pregunta, debemos tener en consideración la ubicación de los radiadores, así como del tipo de calefacción que usemos. Si los radiadores están ubicados en la parte exterior de la casa, entonces se deben purgar con la calefacción apagada. De esta forma, evitaremos que el agua fría entre en el sistema y se mezcle con el agua caliente, causando una disminución en la temperatura de la casa.

Si los radiadores están ubicados en el interior de la vivienda, podremos purgarlos tanto con la calefacción encendida como apagada. En este caso, es mejor purgar con la calefacción encendida porque el radiador caliente permitirá que el aire salga del sistema con mayor facilidad. Si se purga el radiador con la calefacción apagada, el aire puede no salir debido a que el radiador estará frío.

En conclusión, si los radiadores están ubicados en el exterior de la casa, se deben purgar con la calefacción apagada para evitar que el agua fría entre en el sistema. Si los radiadores están ubicados en el interior, entonces se pueden purgar tanto con la calefacción encendida como apagada, aunque es mejor purgar con la calefacción encendida para permitir que el aire salga del sistema con mayor facilidad.

Los radiadores de las plantas superiores (o últimas) no calientan

Si la instalación es grande y tiene múltiples alturas, los radiadores de las plantas superiores frecuentemente no calientan bien. Normalmente, esto será indicador de que hay aire en las cañerías, impidiendo que el agua llegue a los últimos radiadores.

No hay agua ni aire al purgar el radiador

Si has estado tratando de purgar un radiador y no hay agua ni aire saliendo, podrías estar enfrentando un problema común conocido como el aire atrapado. Esto puede suceder cuando el aire se atrapa dentro del sistema de calefacción, lo que impide que el agua fluya libremente. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para solucionar este problema.

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el radiador esté lleno de agua. Si el nivel de agua está por debajo del nivel mínimo necesario, el aire se atrapará y no permitirá que el fluido circule libremente. Asegúrate de que el nivel de agua esté al menos a mitad de camino entre el nivel mínimo y máximo indicado en el radiador.

Una vez que el radiador está lleno de agua, puedes intentar el método de «golpear el aire». Esto significa golpear el radiador con un objeto de madera para liberar el aire atrapado. Esto podría requerir algunos golpes fuertes, pero es efectivo para liberar el aire.

Si los métodos anteriores no funcionan, puedes intentar usar una bomba de vacío. Esta herramienta utiliza un vacío para extraer el aire atrapado del sistema de calefacción. Esto debería permitir que el agua fluya libremente.

Si todos estos métodos fallan, entonces es posible que tengas un bloqueo en el sistema. Esto requerirá el uso de una herramienta especial para eliminar el bloqueo. Si no tienes esta herramienta o no estás seguro de cómo usarla, lo mejor es que contactes a un especialista en calefacción para obtener asesoramiento.

En resumen, si no hay agua ni aire al purgar un radiador, entonces es probable que hayas atrapado aire en el sistema. Intenta llenar el radiador con agua, golpear el sistema para liberar el aire atrapado y usar una bomba de vacío si los anteriores métodos no funcionan. Si los problemas persisten, entonces es mejor contactar a un experto en calefacción.

Pasos a seguir para purgar una caldera de gas

Primero hay que buscar la localización del respiradero de la caldera, que es un pequeño accesorio sobre el que se pone una herramienta plana, como un destornillador. En el momento en que hayas localizado la salida de aire, procede a insertar el destornillador de punta plana, asegurándote de haber puesto un vaso o envase de trabajo bajo el radiador y en especial de la salida de aire para agarrar el agua que empieza a verterse.

En el momento en que todo esté listo, da un giro el destornillador del mismo modo que en el momento en que abres un grifo, comúnmente en sentido opuesto a las agujas del reloj. En ese instante el exceso de agua empezará a salir por el interior de tu radiador, con lo que te aconsejamos que el envase sea de buen diámetro y logre contener el agua sin bastante esfuerzo.

¿Qué sucede si mi radiador tiene drenajes automáticos?

Los sistemas de calefacción modernos tienen la posibilidad de tener una válvula automática con sistema de autoventilación que frecuenta instalarse en radiadores situados en la parte alta de la vivienda. Esta clase de válvula libera aire de manera automática, con lo que no va a ser precisa la ventilación manual. Si cuentas con este tipo de válvula y te percatas de que los radiadores no calientan adecuadamente, es posible que el pequeño orificio por donde sale el aire sea de exactamente la misma cal. En tal caso, inserta un pequeño alfiler de forma cuidadosa  hasta el momento en que se desatasque.

Deja un comentario