Cajas de huevos para aislar el sonido

El planeta de la acústica y el sonido está repleto de mitos por todos lados, se han desarrollado novedades falsas sobre materiales o procesos útiles para insonorizar o acondicionar un espacio pero que verdaderamente no se usa para lo que piensas. Un caso en particular es el de las reconocidas cajas de huevos, generalmente usadas en las paredes para “progresar la acústica de la salón”, y… solamente.

A lo largo de un buen tiempo la multitud tuvo un concepto del buen desempeño acústico de las hueveras o, asimismo llamadas hueveras. Hubo casos en los que se han empleado en paredes con la intención de progresar la acústica de la habitación, aun en sitios que han usado este género de material para aislar habitaciones. Si estos no son para acondicionar, bastante menos para aislar (leer aquí la diferencia). La intención de esta entrada es argumentar en aspecto por qué razón los cartones de huevos no son buenos materiales para emplear con objetivos acústicos.

No posee masa bastante para aislar

Sin ingresar en varios tecnicismos físicos, las señales de audio se extienden con apariencia de ondas y lo hacen en diferentes frecuencias. Todos tienen un accionar diferente en el momento en que hallan un obstáculo en su viaje, es mucho más posible que las frecuencias altas se reflejen en el objeto, al tiempo que las frecuencias mucho más bajas tienen la posibilidad de atravesarlo mucho más de forma fácil. Y no es que lo atraviese precisamente, por poner un ejemplo, una pared en el momento en que recibe el golpe de esa energía propagada crea una oscilación que recorre su espesor, y en el momento en que llega del otro lado de la pared se crea una exclusiva onda en el pared, pero mucho más amortiguada principalmente por la masa de esa pared (hay una fórmula para calcular el db final).

Para imaginarlo mejor, pensemos en lo que oímos en el momento en que salimos de una disco. ¡De esta forma es, bajas frecuencias! Para resumir, la masa del objeto y la energía que lo golpea son definitivas. El cartón de huevos no tiene la masa que se requiere para que los sonidos no viajen mediante él, esto es, se precisa muy poca energía para llevarlo a cabo oscilar, con lo que no solamente los pequeños, que precisan mucho más energía para producirse, van a pasar por él sin soliciar permiso, pero aun los medios y superiores van a poder llevarlo a cabo sin bastante esfuerzo.

¿Por qué razón los cartones de huevos aíslan acústicamente?

O sea, ¡los cartones de huevos HACEN AISLAMIENTO! Para nosotros, el sonido que rebota en las paredes era ideal, podíamos percibir poquísimo del exterior (cerca del 20% del sonido del interior), con lo que nos pareció una enorme opción. Las cajas de huevos aíslan y amoldan el sonido.

Cortinas acústicas

Las cortinas acústicas son tipos revolucionarios de cortinas que absorben el sonido mejor que las cortinas ornamentales. Sencillamente los cuelgas en las ubicaciones por donde no deseas que pasen las ondas sonoras.

Deja un comentario