Cómo sacar un radiador de la pared

Eliminar un radiador de la pared es mucho más simple de lo que semeja. Es requisito, eso sí, continuar estas pautas y, en este orden, hacer este desarrollo sin inconvenientes y que todo vuelva a marchar. Ten en cuenta que si tapaste el radiador, primero tienes que dejarlo libre de baldas y tapar los radiadores. Asimismo tienes que tener en consideración que no es requisito desmontarlo en el caso de que desees eliminar máculas de óxido del radiador o eliminar restos de pintura.

Antes de iniciar, es indispensable cerrar el grifo del agua. En el momento en que hayamos hecho esto, requerimos aflojar las fijaciones (tuercas de fijación que sostienen el radiador a los cilindros de instalación y que van tapadas con tapones de rosca, en dependencia de los puntos de fijación del radiador, probablemente halla uno o 2).

Índice
  1. De qué forma desarmar un radiador paso a paso
  2. Qué se precisa para desarmar un radiador
  3. ¿De qué manera desarmar los radiadores para pintarlos?

De qué forma desarmar un radiador paso a paso

  • Cierra el grifo: Lógicamente, el radiador está repleto de agua y es imposible desarmar tan de manera fácil. De ahí que, antes de estudiar a desarmar un radiador, esta válvula ha de estar clausurada.
  • Retire la T de control y prepare un balde: La T de control del radiador es la válvula que regula la salida de agua. Tiende a estar ubicado debajo y para desmontarlo solo requerimos una llave inglesa. Eso sí, al retirarlo comenzará a salir agua, para esto necesitaremos un cubo grande a fin de que el agua no caiga al suelo.
  • Desarmar el radiador del soporte: Una vez lo hayas soltado de la corona de ajuste, tienes que eliminar los tornillos de los aguantes y sacar el radiador. En el momento en que lo saques, prepara el balde pues en el momento en que lo vuelques, todavía soltará una parte del agua que quedó dentro (y va a ser el agua mucho más sucia). Una vez desmontado lo pondremos en un espacio seguro y vamos a poder colorear la pared sin inconvenientes.
  • Montaje: Una vez desmontado, el montaje es muy simple. Solo debemos regresar a atornillarlo al soporte. Ahora volveremos a poner la T de ajuste y al final vamos a abrir nuevamente el grifo. Tras eso ahora contamos nuestro radiador listo para regresar a marchar.

Si deseas mudar el radiador, Mallorca Rapid te va a ayudar. Somos una compañía con capitales para todos y cada uno de los bolsillos y cambiaremos y también instalaremos tu radiador por ti. Llámanos y pide presupuesto sin deber, nos encontramos para guiarte en lo que precises.

Cuando disponemos todo listo, el próximo paso a desarmar un radiador será desatornillar la tuerca de la parte de abajo. Los radiadores se fijan en la entrada y salida de agua a través de 2 tuercas (una en la parte de arriba y otra en la parte de abajo), la primera cosa que debemos desatornillar es la tuerca inferior, en tanto que esto dejará que salga el agua residual que quede en el radiador, por ende, antes de comenzar a desenroscar la tuerca inferior, debemos poner un balde o envase afín justo bajo la tuerca. De esta manera lograremos agarrar el agua. sin ensuciar el suelo Para desatornillar las tuercas del radiador usaremos una llave

Qué se precisa para desarmar un radiador

No necesitaremos bastante material para desarmar y regresar a montar el radiador, valdrá la pena golpe con libre tiene lo siguiente:

  • Una clave.
  • Harapos.
  • Un estanque.
  • Un purgador o moneda.

¿De qué manera desarmar los radiadores para pintarlos?

Ahora se indican los procedimientos que se deben llevar a cabo para desarmar los radiadores y poder pintarlos apropiadamente y apropiadamente:

  1. Cerrar el grifo.
  2. Afloje las boquillas de ajuste. Estas son tuercas de retención que afirman el radiador a los cilindros. Ciertos modelos tienen uno y otros tienen 2. Para aflojarlos y eliminar los radiadores para colorear, puedes utilizar una llave ajustable o una Stillson.
  3. Al efectuar las tareas precedentes, es muy posible que empieze a salir agua del radiador. Por consiguiente, debe tener un envase para recobrarlo y no daña el piso. En la mayoría de los casos, estos aparatos acostumbran a amontonar entre 5 y 15 litros, todo es dependiente del tamaño.
  4. En este momento hay que fijarse en como se pega a la pared para sacar los radiadores para colorear. Tienen la posibilidad de ser cuadrados, con los que solo deberás desenroscar. O tienen la posibilidad de ser ganchos, con lo que solo precisa levantarlo y sacarlo. Pero precaución pues en este paso es común que salga mucho más agua y esta vez puede estar sucia. Puesto que va a hacer que se amontonen restos de óxido y otra mugre dentro suyo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir