Cámara ip no se conecta al wifi

Las cámaras WiFi deben tener una página de comienzo de sesión segura y una contraseña segura. Si su cámara tiene una app móvil inteligente, asegúrese de no estar utilizando un punto de ingreso Wi-Fi público. Asimismo, puede utilizarlo en gadgets móviles inteligentes visitando la página de comienzo de sesión y intentando encontrar una dirección https:// segura en la dirección de Internet. Una contraseña segura impide que alguien ingrese y robe las imágenes de su cámara.

Las cámaras de vigilancia WiFi usan una media de entre 60 y 400 gigas de datos por mes. Probarán su red tanto como el vídeo que se atrapa. Compruebe el ancho de banda libre y el plan de datos antes de seleccionar una cámara Wi-Fi. Si no posee bastante ancho de banda, posiblemente no quiera usar una cámara de vigilancia WiFi. Si no puede, es preferible que consiga una cámara con cable.

Mi cámara IP no se conecta por medio de Wi-Fi: soluciones

La mayor parte de las cámaras IP se configuran con estos pasos:

  1. Instale la app de la cámara en su móvil inteligente .
  2. Te conectas al Wi-Fi abierto que transmite la cámara.
  3. Con la aplicación detectas la cámara del móvil inteligente y vienes a la configuración.
  4. Desde la aplicación escoges tu WiFi para conectar la cámara a internet.
  5. Una vez completada la configuración, conecta tu móvil inteligente a tu Wi-Fi y mira si la cámara ahora está tomando fotografías.

CUANDO NO HAY INTERNET, ¿LAS CÁMARAS GRABAN?

Puede ocurrir que tenga ingreso a Internet, pero no quiere conectar su cámara de vigilancia IP para exponerla a Internet. Cualquier persona que sea su propósito, puede sostener su hogar seguro y entender lo que ocurre en su hogar sin conexión a Internet.

Con un sistema de CCTV fuera de línea, no puede ver las imágenes de la cámara de manera recóndita desde su móvil, tablet o PC. Pese a este problema, hay muchas chances para resguardar su propiedad con un sistema de seguridad fuera de línea. No es rigurosamente preciso tener una conexión de internet para resguardar su propiedad.

Las antenas de las cámaras IP inalámbricas tienen la posibilidad de estar sueltas

Esta es otra razón por la que la gente no conecta sus cámaras de videovigilancia inalámbricas a una red inalámbrica. No obstante, varios individuos suelen sufrir este inconveniente, aunque es bastante habitual. En ocasiones, a lo largo del desarrollo de instalación, la antena de su cámara IP inalámbrica puede desprenderse.

Asimismo es esencial cerciorarse de que estén seguros y apunten a su enrutador inalámbrico.

Deja un comentario