Cuánto cuesta pulir los faros de un coche

Ya que pulimentar los faros de los vehículos no es únicamente una cuestión estética, sino más bien asimismo una cuestión de seguridad, siempre y en todo momento se aconseja llevarlo a cabo de forma profesional. Con artículos de primera calidad y efecto duradero.

Frecuentemente consideramos que un kit de pulimentado de faros es bastante, en el momento en que de todos modos solo aplicamos una cubierta química de baja resistencia. Además de esto, así mismo frecuenta tener solo un efecto estético y ningún efecto servible.

¿Pero mudar o pulimentar los faros?

La solución mucho más rápida es la substitución de los faros por unos nuevos, con el coste económico a través de obra para reemplazarlos y el valor del propio faro, que puede cambiar según el modelo y género de vehículo, están precisamente entre 250€ y 600€ por faro.

La otra alternativa es pulimentar el plástico del faro para devolver la transparencia y de este modo arreglar el inconveniente, a un coste económico bastante menor.

Desarrollo de detallado de faros y ejemplos de trabajos completados

El desarrollo es bastante simple, lo más esencial son los modelos empleados y la experiencia del operario. En GarageDetail solo usamos modelos de primeras fabricantes como 3M. Se compone de tres partes primordiales:

Pulimentado de faros de Nissan Tiento

En el taller de La capital española pulimos los faros de Nissan Almera Tiento, nos lo obsequió el cliente Se aproximó del distrito de Usera.

consistió en pulimentado, cada óptica separadamente.

Empleo de abrillantador de faros

Si vas a arreglar el inconveniente con el abrillantador de faros, puedes obtener un kit de abrillantador. Solo precisas una lima, agua saponácea -o multiusos incolora-, un taladro con 2 o 3 discos de lana, pasta de pulimentar líquida con silicona, un paño de algodón que no suelte pelusa y cinta de carrocero con la que protegemos la carrocería próxima tras adecentar los faros con agua saponácea Entonces lijamos el faro, humectando todo el tiempo la lima y nuestro faro, siempre y en todo momento con movimientos circulares.

En el momento en que hayas limado todas y cada una de las partes rugosas, regresa a adecentar el faro con agua -sin jabón- para remover cualquier resto de plástico y sécalo. Llegamos al instante clave, la app de la pintura enfocada. Extiéndalo uniformemente sobre el faro con un paño sin pelusa y después pula. Otra alternativa es utilizar el producto de forma directa sobre el disco de lana. Deje que se seque a lo largo de unas horas sin conducir. Reiterar la operación hasta el momento en que quede impecable, y si es adecuada, pasar otro disco de lana -sin pulimentar- y sacar la cinta de carrocero.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir