Producto para limpiar puertas lacadas en blanco

En caso de que haya que adecentar puertas interiores lacadas en blanco, el trámite va a ser muy afín, con la peculiaridad de que el color blanco necesita un desarrollo de limpieza mucho más cuidadoso, en tanto que es considerablemente más simple ver máculas o contrastes si tienen no se ha limpiado todas y cada una de las partes iguales.

Limpieza de puertas lacadas en blanco con amoníaco

Si quedan máculas, es preferible adecentar con modelos un tanto mucho más fuertes como el amoníaco. Ya que es una substancia algo combativa, evidentemente, debe llevar cuidado al adecentar con ella. Hay que entremezclarlo con agua para achicar el efecto.

Para esta alternativa, solo precisas verter unas gotas de amoníaco en medio vaso de agua no muy caliente. Lo mezclas y después lo aplicas sobre la puerta lacada con un paño limpio. Deje que se absorba y resfrege delicadamente con el paño.

Jabón neutro

Para una limpieza mucho más profunda es preferible emplear jabón neutro para puertas lacadas. Lo más esencial es utilizar el jabón con agua y después secarlo bien con un paño para eludir que se empañe.

Solo precisas utilizar vinagre blanco y agua no muy caliente. Hay que bajar bastante el vinagre con el agua y aplicarlo de esta manera que el jabón neutro.

Limpieza de puertas pintadas con amoníaco

Como afirmábamos, un óptimo antídoto para adecentar puertas y marcos es algo de amoníaco.

Evidentemente que el amoníaco es un producto algo abrasivo, con lo que se debe tener precaución al adecentar con él. Para esto debemos hervir con una medida pequeña de agua.

Puerta Plegable Cristal Señalado 245 cm Madera Natural Lacado Blanco Sie

Son tan polivalentes en diseño y empleo, que están en lo que se podría denominar top de tendencia para puertas de interior de casas, y las puedes seleccionar como puertas para alacenas, armarios, muebles de cocina y todo cuanto se logre cerrar. Enjuague con otro paño de microfibra húmedo, pero solo con agua limpia, para remover la mugre saponácea. Así, por poner un ejemplo, se aprecia la utilización de estropajos o esponjas que tienen la posibilidad de rayar la área. Tampoco uses acetona o modelos que contengan disolventes o sean abrasivos puesto que tienen la posibilidad de eliminar la pintura.

Para esto se aplica un líquido que tiene dentro múltiples materiales, entre ellos disolvente, a fin de que la madera gane resistencia y durabilidad. Puede finalizar la puerta con cera para muebles o cera de abejas para resguardar la puerta y sostener su brillo. Limpie la puerta con un paño despacio y húmedo para remover el polvo o la mugre.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir