Cómo arreglar un baño que pierde agua

Avería en el baño: la cisterna pierde agua

Despreocúpate si tu cisterna pierde agua, es bastante común. En verdad, a todos nos pasa en algún instante de nuestra vida.

El síntoma que nos alarma primeramente es que la cisterna no deja de cargar agua en todo momento, con el consiguiente estruendos. La primera cosa que apreciamos es el sonido continuo de la cisterna llenándose. Y lo cierto es que es bastante molesto.

¿Por qué razón una cisterna pierde agua?

La primera cosa que hay que tomar en consideración al procurar reparar una cisterna que pierde agua es comprender que la fallo puede estar en múltiples unas partes del mecanismo. De esta manera, la primera cosa que debemos llevar a cabo es hallar dónde se encuentra el mal desempeño del mecanismo de la cisterna y de esta manera repararlo. Así deberemos comprobar las diferentes unas partes de la cisterna para hallar dónde se encuentra el inconveniente. Deberemos investigar el mecanismo de llenado (la una parte del mecanismo de la cisterna que deja que el agua ingrese a la cisterna y se almacene) y el mecanismo de drenaje (el mecanismo que deja que la liberación del agua arrastre el resto a la taza del inodoro) ). Además de esto, asimismo es esencial que examinemos las conexiones y mangueras de todo el circuito de agua, en tanto que a veces el inconveniente puede ubicarse en estos puntos.

Como el inconveniente puede estar en distintos puntos del mecanismo, deberemos amoldar la reparación de la cisterna a cada situación. Según la situacion, lo mucho más frecuente es que nos hallemos en alguna de las próximas ocasiones en el baño:

No funcionar el tirador o botón de la cisterna

Tienen la posibilidad de ser múltiples causas de esto hacen que se rompa la manilla o perilla de la cisterna. Es posible que la tapa de comburente sencillamente se haya movido. En un caso así, únicamente debes ponerlo y regresar a poner el botón o la palanca. No obstante, si proseguimos apreciando que prosigue sin marchar, el inconveniente puede estar en la capacidad. Es frecuente con la utilización incesante que hacemos de la cisterna que esta caiga en el mecanismo de desagüe. Sencillamente levántelo y vuelva a ponerlo en su rincón.

Pero asimismo posiblemente el mal desempeño se deba a la rotura del adorno o de manera directa al mecanismo de descarga. Si es de esta manera, la solución es sustituirlo. Solo precisas obtener el recambio, comúnmente las pastillas y la tira ornamental. Primero quite los bordes con unos alicates de apertura. Quita la pastilla rota y reemplázala por la novedosa, y haz lo mismo con el adorno, si corresponde.

Gomas estropeadas

Ciertos modelos de tazas de inodoro se fijan al suelo con una goma que une inodoro y cisterna. Estas gomas tienen la posibilidad de romperse transcurrido el tiempo y dejar de cumplir apropiadamente su función, con lo que el agua de la cisterna termina por escaparse y también anegar el suelo.

Revisarlo es simple: es suficiente con reiterar la secuencia de pasar un papel seco por la región hasta localizar el sitio donde se está generando la pérdida de agua.

Deja un comentario