Cómo bajar el ph alto de una piscina

Conforme se emplea la piscina, se tienen la posibilidad de ver cambios esenciales. Esto puede deberse al incremento o disminución del pH. Asimismo hay otros componentes externos que tienen la posibilidad de ocasionar esta desigualdad. De las causas más frecuentes se describen las próximas:

Causantes climáticos: Es la más habitual. El volumen del agua tiende a reducir en el momento en que hay bastante sol o viento en tanto que evaporan el agua. Y mientras que esto pasa, el pH puede acrecentar. Otra causa es que los rayos UV anulan el cloro, lo que puede subir el nivel de pH.

Bajar el pH de la piscina

El pH de la piscina puede ser inferior a 7,2 o mayor a 7,6. Si deseamos tener la piscina en inmejorables condiciones, en buen estado y con agua cristalina, debemos llevar un control terminado sobre el pH de la piscina. Para esto te indicaremos de qué manera tenemos la posibilidad de bajar el pH de la piscina.

Hay múltiples causas por las que el pH de la piscina puede cambiar, si bien en la mayor parte de las situaciones nos vamos a encontrar con que tiende a subir sobre 7,2. En todo caso, lo que mucho más influye es la temperatura, el exceso de bañistas, las tormentas y más que nada la alcalinidad (suma de sulfatos en el agua).

¿Qué es el pH?

Técnicamente, tenemos la posibilidad de determinar el pH como el coeficiente que mide la acidez del agua. Tenemos la posibilidad de charlar de un pH neutro (entre 7,2 y 7,6), un pH ácido (inferior a 7,2) y un pH alcalino (mayor a 7,6). El agua de la piscina debe sostenerse a un pH neutro. El pH en general tiende a subir, con lo que es requisito llevar a cabo un control periódico con las herramientas correctas. La manera de medir el pH de la piscina es mediante un kit de prueba de piscina o medidor, una herramienta fundamental en el kit de limpieza de su piscina. En la situación de los kits para piscinas desmontables, comúnmente no poseen ningún producto químico.

De qué forma bajar el pH de la piscina

Hay múltiples compuestos químicos para regular la alcalinidad del agua. Todos son para bajar el PH, pero puedes seleccionar entre pastilla, grano o líquido. El formato a escoger es dependiente tanto del sistema de medida y dosificación que poseas, manual o automático, como de las fases de limpieza y cuidado de la piscina.

Tomando como referencia la secuencia frecuente del montaje de una piscina, distinguimos 3 etapas distintas:

El pH de ciertas substancias

Es esencial tener conocimiento sobre el pH en nuestra comida (acidez), pues en el momento en que ingerimos comida ácida, puede ocasionar cambios en nuestro cuerpo. Nos asiste a tener datos y llevar a cabo comparaciones:

  • Piel humana: 5,5
  • Leche: 6,5
  • Sangre: entre 7, 35 y 7,45 precisamente, bajo lo habitual situaciones.
  • Detergente: sobre diez,5.
  • Jugo de limón: 2.

Deja un comentario