Cómo detectar una fuga de aire acondicionado

  • Válvula

Si la fuga de gas refrigerante está en una válvula, límpiela intensamente y asegúrese de que esté bien conectada. Intente esto primero y después vuelva a evaluar con el descubridor de gas.

Sonido de burbujeo o silbido.

Si escucha este género de estruendos procedente de su unidad exterior en el momento en que no está andando, podría ser una señal de una fuga esencial de refrigerante.

Ciertas fugas de refrigerante tienen la posibilidad de ser el resultado de daños ambientales o falta de cuidado, pero aun un sistema bien mantenido provocará una fuga si sigue a lo largo del suficiente tiempo. Si su aire acondicionado empezó a perder refrigerante gracias a la antigüedad, tiene la posibilidad de tener sentido financiero repararlo y cargarlo solo en esta ocasión, pero esa es su señal de observación para sustituir el sistema la próxima temporada. Idealmente, una puesta próximo de forma anual del aire acondicionado lo va a ayudar a predecir estos inconvenientes a fin de que logre desarrollar remplazos antes que sus líneas de refrigerante se vean comprometidas.

¿Qué puede ocasionar una fuga de gas refrigerante en su aire acondicionado?

Primeramente, una fuga de gas es una pérdida continua de refrigerante en el circuito de aire acondicionado.

Las causas tienen la posibilidad de cambiar:

Detectores electrónicos de fugas de gas para refrigerantes

Estas son las más utilizadas opciones que hay en la actualidad en el mercado para la detección de fugas de gas refrigerante. Hay diversos tipos y estos son los métodos mucho más precisos y eficaces que puede usar para este género de falla. Tienen sensores que advierten fugas de gas. Tienen un display LED y dan una observación en el momento en que esto pasa. Tenemos la posibilidad de dividirlos en 3 tipos según sus especificaciones:

  • No selectivos: advierten cualquier clase de fuga o vapor presente.
  • Halogenadas Selectivas: poseen un sensor particular que registra la existencia de flúor, cloro, bromo y yodo.
  • Concretos para conexiones: tienen un mayor nivel de precisión, pero asimismo tienen un mayor coste. Solo captan la existencia de un único compuesto.

De qué forma accionar frente a una fuga de aire comprimido

La mayor parte de las fugas de aire comprimido están en las uniones de los elementos que conforman la instalación. En ocasiones pues no están bien sellados, en ocasiones pues se han usado piezas de mala calidad y frecuentemente por el desgaste por el correr del tiempo.

Para un instalador, arreglar estas fugas tiende a ser algo simple y radica en arreglar el inconveniente sellando conexiones o sustituyendo piezas gastadas. Los inconvenientes están en aquellas instalaciones de aire comprimido que se dañan seriamente tras años de empleo debido al desgaste y la oxidación. En un caso así, es frecuente que haya mucho más de una región perjudicada, con lo que siempre y en todo momento se hace un catálogo y clasificación de todas y cada una de las fugas según su gravedad.

Deja un comentario