Cómo eliminar el agua verde de la piscina

Vamos a enumerar una sucesión de procedimientos que se deben llevar a cabo para remover el agua verde de la piscina, varios de ellos son de los pies en el suelo, pero si de este modo lo crees, te los recordamos todos y nada queda sin contestación.

  1. Verifica la química del agua de la piscina y calcula los valores para cambiar, como el pH y la alcalinidad.
  2. Limpie todos los días los desechos sólidos como hojas y también insectos.
  3. Use un cepillo despacio para remover cualquier desarrollo de algas en las paredes de la piscina.
  4. Prenda la bomba de limpieza.
  5. Comienza el régimen para equilibrar la química de tu piscina.
  6. Una vez equilibrado, empieza el régimen de choque.
  7. Espera unas horas y limpia los filtros de tu piscina para remover las algas fallecidas que logren quedar en ellos.
  8. Frota nuevamente las paredes de la piscina con un cepillo despacio para remover el resto de algas.
  9. Emplear un limpiafondos para remover la mugre residual de la existencia de elementos orgánicos.
  10. Limpie y reinicie la bomba de limpieza.
  11. Verifica la química de tu piscina.

Primer paso: limpieza manual del fondo

En este paso, la limpieza manual empieza descartando los depósitos y las algas que se han juntado en el fondo de la piscina. Para esto, hay una sucesión de procedimientos que se deben llevar a cabo y ciertos artículos a emplear. Te lo enseñamos ahora:

1) Usa la malla de la parte de abajo para remover la mayor proporción de mugre viable.

Adecentar las paredes y el fondo de la piscina

Si las paredes y el fondo de la piscina están damnificados por algas, se aconseja adecentar estas superficies con un cepillo antes de añadir artículos de régimen.

Frotar suelta las algas y posibilita la limpieza con un limpiafondos. De esta forma hacemos que los artículos químicos sean mucho más efectivos.

Limpia el agua verde de tu piscina pasito a pasito:

1. Limpia tu piscina con el robot aspirador. El paso inicial para batallar el inconveniente es usar el robot para remover todas y cada una de las impurezas del fondo de la piscina. Retire la mayor cantidad viable de restos o sedimentos presentes en el fondo para llenar este primer paso.

2. Cepillar las paredes de la piscina. En este paso, equípese con un cepillo para algas de cerdas duras en vez de un cepillo de nailon despacio. Las algas verdes se pegan bastante a las paredes. Una vez descansado, arremángate y haz ejercicio fregando intensamente las paredes y el fondo de la piscina.

Piscinas sin cloro

El régimen de las piscinas sin cloro es muy afín al régimen descrito previamente. Lo preciso en un caso así sería verter el líquido justo a la vera de la boquilla de agua a fin de que se extienda mejor.

Más allá de que la piscina se puede utilizar en dependencia de de qué forma agregues el líquido, te aconsejamos aguardar 48 horas para llevarlo a cabo.

Deja un comentario