Cómo eliminar las algas de la piscina

Entre los inconvenientes más habituales en el cuidado de piscinas es la aparición de algas. No son peligrosos en sí mismos, pero afectan a la estética de la instalación y tienen la posibilidad de transformarse transcurrido un tiempo en una fuente de mugre y también infecciones. La aparición de algas puede ser causada por el mal tiempo, la utilización prolongado de agua o la carencia de cuidado. Conque si no llegaste a tiempo para prevenirlas, te enseñamos ahora de qué forma remover las algas de la piscina a fin de que bañarte en verano sea lo mucho más interesante viable:

  • Primero, y el lo más conveniente, cepillar profundamente los laterales y el fondo de la piscina para remover cualquier resto de algas que pudiese haber y elaborar de este modo la área para el régimen.
  • Verifica que el sistema de filtración marcha adecuadamente a fin de que una vez añadido el régimen preciso sea lo mucho más efectivo viable. Las algas que se amontonan en el filtro de la piscina tienen la posibilidad de manchar el motor de la bomba y el sistema de filtración. Asegúrese de adecentar el filtro y cambiar la válvula. Asimismo realice un retrolavado si es requisito.
  • Realice un régimen de choque para matar todas y cada una de las algas en el agua y devolver el nivel de cloro a la normalidad. Tienes que emplear cloro designado a piscinas y revisar que el pH está en el nivel preciso, entre 7,2 y 7,4. No olvides emplear el antialgas conveniente, tanto de manera precautoria para tratar las algas que ya están.
  • Si pasadas 24 h el agua no está absolutamente limpia y quedan restos de algas, se tiene que hacer un nuevo régimen de choque incrementando la intensidad. En el momento en que se supriman completamente, vas a deber realizar una aspiración completa para remover los restos de algas fallecidas que hayan quedado con un limpiafondos manual, tirando el agua por el desagüe.
  • Las algas comúnmente se multiplican con un bajo nivel de desinfectante, con lo que aconsejamos efectuar mediciones continuas y clorar la piscina en los factores adecuados. Esto les impide reproducirse. Además de esto, el alimento de las algas son los fosfatos que tiene la posibilidad de tener el agua, pues hacen que se reproduzcan mucho más veloz.

Algas en la piscina, agua verde

¿Ves tu piscina verdosa? ¿Son las paredes y los pisos escurridizos? Este es la situación propio de las algas en la piscina. Entonces deja de preocuparte. Su piscina no cambiará, solo debe prestar mucho más atención al cuidado de la piscina.

Como cualquier anomalía observada en el agua de una piscina, hay que a una reacción química. Esto puede ser provocado por un exceso o falta de substancias primordiales para el régimen del agua. Pero asimismo hay componentes externos como el sol, la lluvia o sencillamente la utilización continuado de la piscina que debemos tener en consideración en el momento de adecentar las piscinas.

Eludir el desarrollo de algas en una piscina desmontable

El agua de una piscina desmontable es mucho más frágil y por consiguiente precisa un cuidado particular. Cabe apuntar que las algas se multiplican merced a la humedad, el calor y la luz.

Exactamente la misma con las piscinas de obra, el desinfectante es el eliminador de algas más esencial de su piscina. El cloro es muy eficiente, el bromo es mucho más fuerte al calor, el oxígeno activo es muy saludable, etcétera. Muchos son los criterios que influyen en el momento de escoger el más destacable desinfectante para tu piscina portátil.

¿Qué causa los inconvenientes de algas?

Propagación de algas gracias a un cambio en el ambiente de la piscina. La lluvia puede bajar el nivel de cloro o el pH puede mudar, reduciendo la eficiencia del cloro. Sea como sea la causa, es hora de confrontar a nuestro enemigo en la piscina, y la manera más óptima es conocerlo. Las esporas de algas están siempre y en todo momento presentes cerca de la piscina y son traídas todo el tiempo a la región de baño por los trajes de baño sucios y las herramientas de limpieza, o sencillamente por el viento y la lluvia. Las algas precisan alimento (nitratos y sulfatos) y luz (para la fotosíntesis) para subsistir. En piscinas con restos de mugre, las algas tienden a multiplicarse de forma fácil. En el momento en que el nivel de cloro cae bajo 2-4 ppm y el pH incrementa o la bomba o el filtro no marchan apropiadamente, puede suceder una proliferación de algas en cuestión de horas.

Hay verdaderamente una cantidad enorme de especies conocidas de algas, pero se tienen la posibilidad de agrupar en buena medida en las próximas categorías: Las algas verdes son la manera más habitual de algas y asimismo las mucho más simples de remover. Dan al agua ese odioso aspecto verdoso. Acostumbran a hallarse flotando libremente en el agua, si bien asimismo se adhieren a las paredes. Esta clase de algas es el mucho más simple de remover y, en la mayoría de los casos, se puede tratar de forma exitosa con un tanto mucho más de lejía o alguicida. Las algas amarillas tienen la posibilidad de parecerse un tanto al polen o la arena. Tiende a adherirse a las paredes y puede ser bien difícil de eliminar completamente, puesto que tienen la posibilidad de aguantar escenarios normales de cloro. Remover las algas amarillas normalmente necesita un tanto mucho más de trabajo, como fregar y cepillar. Las algas negras tienen la posibilidad de ser realmente difíciles de eliminar completamente. Tiene fuertes raíces que se sepultan en las superficies de preciso y se adhieren firmemente a las fisuras y hendiduras. Salvo que estas raíces sean demolidas, volverán a medrar. Remover las algas negras puede ser un desarrollo largo y bien difícil y, en ocasiones, posiblemente aun deba drenar la piscina y lavar la área con ácido.

Deja un comentario