Cómo forrar una colchoneta de goma espuma

Lo que contamos aquí no es solo jugar con la espuma del colchón, sino más bien asimismo jugar con trozos de lona. Para este increíble mueble, primero debemos realizar la cubierta, que se hace a mano con retazos de lona.

Entonces rellenamos con la espuma. El diseño de la funda con las piezas de lona es dependiente de ti. Lo primordial es que consigue conseguir este modo que observamos aquí. Dado a que las piezas de lona no deben encajar, puedes utilizar diversos tipos de lona.

¿Cuáles son las diferencias entre los jergones de espuma y los jergones de espuma HR?

Lo cierto es que los jergones de espuma tienen malísima reputación desde hace unos años. El primordial inconveniente es que la definición de jergones de espuma abarca modelos con toda clase de densidades y calidades muy dispares.

Como afirmábamos, un colchón de espuma de baja consistencia puede ser realmente amenazante para nuestro bienestar. Por este motivo, bastante gente tienen la creencia equivocada de que un colchón de esta clase no va a ser con la capacidad de proveer un reposo perfecto.

Aspecto de la espuma

Si deseas acrecentar el confort, a la espuma que vayas a emplear puedes incorporarle una cubierta de viscoelástica y una cubierta de fibra o guata, que le va a dar una estética mucho más formal para ser mucho más redondeada.

Es el que te hace sentir mucho más cómodo en el momento en que te sientas o te acuestas. Para elegirlo, tienes que tomar en consideración que la espuma usada por poner un ejemplo para el taburete de una silla no posee por qué razón tener exactamente la misma consistencia, que aguanta un mayor peso, que la del respaldo. Ahora vamos a explicar las distintas densidades de la espuma.

Recortar la espuma

Defina el área de la espuma a recortar, usando un boli o marcador.

Ahora, toma un cuchillo de cocina, un cuchillo multiusos o una sierra para recortar durante la línea que has dibujado. Si bien mires que la espuma no es grosísima (menos de 3 cm), puedes cortarla con unas tijeras comúnes.

Espuma con una consistencia de 20 Kg/m3

Esta espuma para sofás proporciona una solidez dura y blanda. Esta es la espuma que se emplea para los respaldos, puesto que no deben aguantar tanto peso como los asientos. Es una espuma de baja consistencia.

La espuma para sofás en un caso así es de consistencia media. Esto significa que hablamos de una espuma de baja resiliencia -o lo que es exactamente lo mismo, baja elasticidad, resistencia y amortiguación-. Se acostumbra usar en sofás con asientos poco utilizados. Por servirnos de un ejemplo, en varias piezas de los sofás cama.

Deja un comentario