Cómo hacer un baño en una habitación pequeña

Si bien nuestro consejo es que precisas un profesional para efectuar esta reforma, te contamos los requisitos básicos para llevar a cabo un baño en la habitación.

  • Si no tienes bajante cerca, vas a deber disponer una depuradora de aguas residuales. Para esto precisas un enchufe y un desagüe de agua en el sitio donde desees instalarlo.
  • La ducha y el inodoro han de estar juntos, idealmente en exactamente la misma pared.
  • Va a haber que subir la ducha.
  • Altura máxima de evacuación de unos 5 metros.
  • La distancia del inodoro al desagüe puede ser como máximo de 20 a 25 metros en horizontal.
  • Mucha ventilación: dé una ventana o una pared próxima que mire hacia afuera para disponer una campana extractora.

2 – Agrandar un baño pequeño escogiendo muebles a la medida

La decisión de los muebles de baño es un paso esencial en el diseño de interiores, especialmente cuando el espacio libre es parcialmente con limite. Elegir pocos pero buenos muebles es la solución ideal en cualquier contexto. Si andas amueblando un baño pequeño, a fin de que parezca mucho más grande y de esta manera poder poner todo lo preciso, tienes que mejorar los espacios, utilizando no solo el ancho de la estancia, sino más bien asimismo su altura.

En el momento de diseñar el baño, el primer problema a solucionar siempre y en todo momento es: ¿es preferible la bañera o la ducha? Frente a una estancia muy extensa, puedes poner las dos resoluciones o escoger en lo personal la que mucho más te convenga. Si por contra el baño es pequeñísimo, en general es conveniente decantarse por la ducha. Este es otro truco para explotar al límite el espacio y lograr que la habitación parezca mucho más grande.

Tabique entre baño y dormitorio

En el momento de hacer un baño en una habitación, añadir un pequeño tabique da esa intimidad que muchas personas busca.

Si los baños que dan a la habitación son totalmente sin puertas, se puede disponer una pared sobre la que se pondrá el cabecero de la cama para acotar visualmente el baño.

Separación física y visual

Si no tenemos ganas escapar del dormitorio para entrar al baño, pero las opciones precedentes prosiguen ocasionando afecciones, siempre y en todo momento tenemos la posibilidad de decantarse por un baño compartido. En un caso así ahora no tiene que ver con la integración como tal, sino más bien de un baño completamente sin dependencia, con la única diferencia de que la puerta de ingreso es interior del dormitorio y no exterior.

En estas situaciones se puede decantarse por un ingreso directo (la puerta da de forma directa al dormitorio) o por un ingreso un tanto mucho más distanciado, por servirnos de un ejemplo poniendo un armario o vestidor entre ámbas habitaciones.

Zonas distinguidas para aseo y ducha

Lo idóneo es dividir la región de aseo y ducha del resto de la habitación, evitaremos el exceso de humedad y pésimos fragancias de baño en el vestuario. Puede ser un tabique entero o media altura si deseamos explotar la luz natural de una ventana. Una puerta de cristal para dividir la región húmeda del vestuario es un cerramiento que contribuye luz y amplitud visual. Si el vestidor no es bastante ancho, no coloques una puerta, cuyo marco viejo es una separación estética bastante para marcar espacios sin óbices visuales, creando una estancia mucho más grande y espaciosa.

Deja un comentario