Cómo lavar un albornoz por primera vez

Trucos para lavar un albornoz y eludir que salgan pelusas

  • Antes del primer empleo, lava tu albornoz separadamente y con un detergente despacio. Es conveniente no mezclarlos con otro género de ropa.
  • El suavizante de lonas no tiende a ser preciso. Además de esto, esto puede lograr que la prenda pierda calidad y suavidad en su textura.
  • Para eludir la capacitación de bolas a lo largo de los primeros días, pone el albornoz en un envase lleno de agua, sal y vinagre a lo largo de unas horas. Entonces póngalo en la lavadora en un lavado sin suavizante.
  • Lavar los albornoces por lo menos una vez por semana. Así previenes la humedad, las bacterias y los gérmenes.
  • La temperatura perfecto para el lavado de ropa de hogar como toallas y albornoces está entre 60º y 90º. Sin embargo, es conveniente preguntar el etiquetado.
  • Procura lavarlos justo después de su empleo, a fin de que la cesta de la ropa sucia y el interior de la lavadora no huelan a humedad.
  • Para que las toallas como los albornoces vuelvan a sentirse suaves y no cojan pésimos fragancias, puedes emplear un listo de bicarbonato de sodio y vinagre cada 15 días.

¿De qué forma lavar las toallas apropiadamente?

Ya que son prendas susceptibles de infección por bacterias y hongos, las toallas tienen que lavarse sabiendo ciertas sugerencias.

Para iniciar, tienes que lavarlas sin entremezclarlas con otras prendas. Jura tener un cesto para las toallas descuidadas y asiste a él en el momento en que precises lavarlas; Así mismo no pierdes tiempo intentando encontrar entre el resto de ropa sucia y evitas que la humedad y los probables microorganismos que empapan la prenda contaminen otros textiles.

No laves el albornoz demasiado

Si lava la bata con mucha continuidad, los colores tienen la posibilidad de desteñirse. Conque ten en cuenta que no debes lavar tu bata de baño tan con frecuencia como tu lencería. Trátelos como toallas de baño: lávelos en el momento en que precisen refrescarse, por norma general en unos días. Otra forma de extender la vida de tu albornoz es mudar múltiples albornoces cada semana. Así puedes achicar el número de ocasiones que lavas cada vestido.

Las máculas bien difíciles tienen la posibilidad de volverse prácticamente invisibles si la bata de baño se intentó antes con un quitamanchas. Si metes el albornoz en la lavadora, va a quedar como nuevo. Este procedimiento de lavado marcha para toda clase de batas de baño, incluyendo las de algodón y satén.

Eliminar las bolas de tu albornoz con vinagre

Esta solución se basa en sumergir el albornoz en un envase con agua, vinagre y sal. Entonces lo dejamos descansar unas tres horas y por último lo metemos en la lavadora solo con jabón y sin suavizante.

Deja un comentario