Cómo plantar un cerezo de un hueso

Si te encantan las cerezas y tienes tierra, te habrás preguntado de qué manera cultivar esta exquisita fruta. No es bien difícil, pero como cualquier trabajo agrícola, necesita paciencia y algo de suerte. El cultivo de la cereza es uno de los más importantes motores económicos del Valle del Jerte, donde se realiza de manera artesanal. De manera sencilla y didáctica, en el presente artículo te enseñamos de qué manera cultivar cerezas.

Lo primero, frente todo, es tener claro que deseamos tener un cerezo en nuestro huerto o jardín. Es un árbol grande, que frecuenta sobrepasar los siete metros y no en todos los casos da frutos. Es por consiguiente una apuesta que hay que realizar con precaución.

Brotar cerezo para plantar

En el momento de plantar nuestro cerezo que hemos germinado en la tierra, es conveniente llevarlo a cabo en un espacio soleado. Con un suelo abundante en materia orgánica y con un pH neutro o levemente ácido. Tienes que tomar en consideración que los cerezos no acostumbran a ofrecer frutos hasta los cinco años. Por consiguiente, se debe tener paciencia con la planta y dejar que se desarrolle con vigor y salud a lo largo de los primeros años, sin aguardar a la producción.

Te aconsejamos echar una ojeada al articulo de de qué forma plantar un cerezo.

Sugerencias particulares para plantar cerezas

Las cerezas precisan bastante espacio, buena circulación de aire y un cuidado conveniente de la humedad para progresar. No obstante, las pretensiones climáticas particulares tienen la posibilidad de cambiar para las variedades de cereza. Para plantar tu árbol, prosigue los consejos que te describimos ahora.

  1. Escoge el más destacable ubicación. Los cerezos precisan pleno sol, buena circulación de aire y espacio, lo destacado es entre 30 y 40 pies entre árboles.
  2. Elaborar el sitio para cultivar o trasplantar. Las clases de suelos rápidos y areniscos con buena hondura son los más destacados. Los suelos mucho más pesados ​​propensos al encharcamiento ponen a los cerezos bajo riesgo de pudrición de la raíz.
  3. El agua es la clave. Tenga presente que tras plantar su cerezo, debe regarlo cada un par de días a lo largo de la primera semana, 2 o tres ocasiones a lo largo de la segunda semana y después seguir regando el árbol semanalmente a lo largo del resto de la primera temporada de desarrollo.

Géneros de composteras o composteras

Hay en el mercado muchos géneros de composteras fabricadas con distintas materiales. Por consiguiente, es primordial tener esto presente al llevar a cabo su decisión.

Primero, puedes localizar un compostador de madera. Es, en determinado sentido, el más frecuente y en general se emplea en enormes espacios, solares, fincas o enormes zonas verdes. Este no es la situacion pues es un contenedor que se emplea al aire libre. Tengo un inconveniente con el fragancia.

El contenido de este producto de nuestra sección Agrotecnia fué elaborado por www.cultivopasoapaso.com, el que fué inspeccionado y republicado por Portalfruticola.com

La germinación de semillas de cereza es una labor parcialmente simple pero debes continuar una secuencia de pasos y tener algo de paciencia para vencer, en este articulo te doy todos y cada uno de los consejos a fin de que germinen sin inconvenientes, aparte de explicarte las primordiales plagas y como combatirlas.

  • Escoger las cerezas cuyas semillas vamos a germinar, hay muchas variedades de cerezas con lo que una aceptable decisión es la pluralidad que se cultiva en nuestra región, para esto tenemos la posibilidad de preguntar a los labradores o buscar información en Internet para hallar la mejor pluralidad para conseguir una aceptable producción de cerezas.
  • Debemos romper el hueso, la piedra, la cáscara o como se llame en tu país, en tanto que la auténtica semilla está en esta dura protección, la realización de este paso es primordial. Para hacer más simple las cosas empleo unas tenazas, pero puedes utilizar un martillo, piedra o afín para pegar y romper el hueso, siempre y en todo momento de forma cuidadosa de no dañar la semilla que está adentro. Como recomendación te afirmaré que es conveniente dejar secar el hueso 2 o 3 días a fin de que quede mucho más frágil y se rompa con mucho más sencillez.

Deja un comentario