Cómo pulir el cristal de la vitrocerámica

Si eres de los que emplea vitrocerámica como placa de cocción o disfrutas menear la cazuela sobre ellas, estos trucos te van a venir bien. Aquí descubrirás de qué forma eliminar rasguños de la vitrocerámica con trucos caseros.

En el momento en que hayas terminado de emplear la placa, lo habitual es que la golpees con un paño o una esponja para remover la mugre. O aun emplear algún producto a fin de que quede aún mucho más refulgente, pero hay veces en las que aún ves que no quedó completamente bien y está rayado.

Continuo y buen cuidado

Los limpiametales asimismo nos asisten a remover raspones en la vitrocerámica. Ponemos algo de uno de estos modelos en un disco de algodón (usado para desmaquillar) y lo vamos a aplicar asimismo en círculos sobre las rozaduras. Una vez retirados, pasamos por un paño limpio y húmedo para sacar el exceso.

Todos estos trucos marchan con perfección, pero siempre y en todo momento es preferible no tener que emplearlos. Nada superior para esto que un óptimo cuidado períodico de la vitrocerámica con artículos particulares y esponjas o paños húmedos. Es esencial que la cuchilla con la que raspamos la vitrocerámica solo la usemos en el momento en que no tengamos la posibilidad remover la mugre intensamente engastada, en caso contrario tenemos la posibilidad de dañar la área.

Consejos veloces para eludir daños en la placa

Confía en nosotros, no desearás comprender de qué forma arreglar una placa vitrocerámica muy rayada. Aparte de una limpieza correcta, puedes continuar otras sugerencias atrayentes para eludir ese instante tan inquietante:

  • No uses la placa como encimera.
  • Evite las sartenes de fondo rugoso y levántelas para moverlas entre las ubicaciones de cocción.
  • No deje caer ningún objeto duro sobre él y jamás use papel de aluminio o recipientes de plástico en las ubicaciones de cocción calientes.

¿Cuándo empleas el cuchillo de limpieza de vitrocerámica?

Otra herramienta de empleo común para la limpieza de vitrocerámicas es la cuchilla particular para este fin. La iniciativa de o sea emplearlo en el momento en que, pese a emplear una esponja y un desengrasante, no tenemos la posibilidad de remover totalmente la mugre.

En un caso así, en el momento en que tengamos ganas de frotar un estropajo con forma de nana sobre la vitrocerámica, debemos ser siendo conscientes de que estropeará nuestra cocina, con lo que debemos estimar pausadamente la utilización del cuchillo escogido para remover estos pegotes de mugre que son singularmente comunes en el momento en que se derrama leche u otros alimentos y proseguimos cocinando.

Deja un comentario