Cómo quitar el óxido de una llave

De qué forma adecentar adecuadamente las llaves del vehículo

Si tienes llaves y comienzas a conocer que la mugre comienza a conformar una fachada, el día de hoy puede ser un óptimo instante para limpiarlos. Has de saber que, si la mugre comienza a acumularse, cualquier día puedes ingresar la llave y hallarte con que no entra en contacto. Para eludir este desapacible instante, te aconsejamos que prosigas los próximos pasos.

  • Sacar las llaves del llavero: para trabajar apropiadamente con la(s) llave(s), es esencial sacarlas del llavero. A fin de que logre trabajar con ellos sin dañar otras llaves o el llavero. Todo va a ser considerablemente más simple para ti.
  • Tazón: Coloca agua no muy caliente en un tazón y añade unas gotas de detergente líquido.
  • Limpieza: con un cepillo de dientes, cepilla las teclas con la mezcla que has listo antes. Resfrege bien por doquier. Si la llave tiene un circuito de control, evite sumergir esta parte en agua para eludir que se dañe.
  • Secado: tras la limpieza, es indispensable secar bien el grifo. Si no lo realiza, la llave puede oxidarse antes de tiempo y eso es algo que no nos importa.

¿De qué forma eliminar el óxido?

Vinagre y bicarbonato de sodio

Esta conocida y común mezcla para la limpieza de la vivienda que nos asiste a remover las peores máculas, asimismo nos puede socorrer esta vez. Pues si bien no suprima completamente el óxido, va a ayudar a reducirlo. Puedes utilizar de manera directa el vinagre con una botella de aerosol y espolvorear el bicarbonato de sodio para cortar instantaneamente con un cepillo de cerdas duras o de fibra.

Bicarbonato de sodio

Se considera un producto estrella contra la oxidación, y lo inmejorable es que seguramente lo vamos a tener en el hogar, con lo que no va a ser preciso obtener nada.

Aparte de ser muy barato, se puede emplear con seguridad.

Vinagre

Este es otro procedimiento casero: ciertos escogen el vinagre como producto perfecto para remover la oxidación. Ponen los tornillos y tuercas en un envase, lo llenan de vinagre, lo tapan y lo dejan descansar por 24 h. Entonces las frotan con un cepillo de dientes, mientras que les cae un chorro de agua ardiente.

Una vez efectuado este paso, se tienen que secar los tornillos con un paño seco. Cambia este último en el momento en que ahora esté muy húmedo a fin de que no vuelva a oxidarse.

Deja un comentario