Cómo quitar el pomo de una puerta

 

Entre las tareas de bricolaje más fáciles que hay es cambiar la manilla de la puerta. Solo precisarás ciertas capacidades y seguir detalladamente los próximos pasos. No tendrás ningún inconveniente y lograrás realizar este trabajo tú mismo.

Retire el perno viejo

Retire el perno aflojando los 2 tornillos exteriores: Esto le dejará entrar al interior del perno

Más tarde necesitaremos aceitar el mecanismo de adentro del botón a fin de que ande sin inconvenientes eludiendo el desgaste.

El próximo paso va a ser fijar entre los 2 tiradores del grupo a un del costado de la puerta, haciendo nuevos orificios para los tornillos o utilizando los que ya están. Si empleamos tornillos para madera, tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo con exactamente el mismo destornillador sin emplear ninguna otra herramienta.

De qué manera abrir una puerta cerrada

Para abrir una puerta cerrada sin llave, primero debe contrastar si la cerradura tiene un resorte. Un pestillo con resorte está en ángulo y forma una parte del mango. Si es de esta manera, deslice una tarjeta de crédito que no le importe dañar entre la cerradura y el marco de la puerta. Dobla la tarjeta hacia el marco para forzar la cerradura de la puerta. Si no hay espacio entre la cerradura y el marco, deslice la tarjeta en el espacio sobre la cerradura y entre la puerta y el marco. Incline la tarjeta hacia el marco. Entonces desliza hacia abajo. Para abrir una puerta interior denegada con un destornillador, primero empuje el destornillador tanto como resulte posible en el orificio de la perilla. Entonces, gire y gire hasta el momento en que el destornillador quede atrapado en una ranura y la cerradura se abra. Este procedimiento asimismo marcha con un sujetapapeles aplanado o un cuchillo de mantequilla pequeñísimo. Si quiere conseguir mucho más información, por poner un ejemplo, de qué forma forzar la cerradura o emplear una llave horadada, prosiga leyendo el producto.

Desarmar totalmente el pomo

Para desarmar el pomo, debemos iniciar por eliminar todos y cada uno de los tornillos, tanto los que sostienen el pomo a la puerta por fuera, como los que que cumplen exactamente la misma función desde dentro. Es esencial en este paso tener bastante precaución con los tornillos, no solo para no perderlos, sino más bien asimismo rememorar el orden en que fueron puestos, a fin de que una vez terminado el trabajo, tengamos la posibilidad de atornillarlos precisamente donde estaban antes. Este adorno va a salir en el momento en que quites los tornillos que lo sostienen, y al llevarlo a cabo observaremos un botón que sostiene el resto del botón, el que debemos apretar para seguir a la extracción del botón.

Deja un comentario