Cómo quitar el pulsador de la cisterna

 

Tutorial para quitar el pulsador de la cisterna

  • Retire la tapa exterior de la cisterna, o sea, el borde donde se instalan las perillas. Si bien es dependiente del modelo, acostumbran a ir empotrados y con algo de presión en los laterales o empujando hacia arriba, la parte exterior acostumbra desprenderse delicadamente de la pared.
  • Retire la cubierta donde están los botones, por norma general esta es una placa de plástico o metal asimismo engastada en la pared. Habitualmente, contendrá ciertos tornillos de plástico en todos y cada lado que puede girar con la mano para aflojar la tapa. Tenga precaución con los pulsadores a fin de que no se rompan, lo mucho más posible es que deba girar el asa del pulsador pequeño y ponerlo en situación horizontal a fin de que salga de la caja.
  • Antes de llegar al mecanismo de la cisterna, hay una tercera tapa protectora que asimismo se puede eliminar de forma fácil con la mano. En la mayoría de los casos, se anexa al orificio en la parte de arriba y es simple de desconectar.
  • Con la cisterna a la visión, la primera cosa que hay que realizar es hallar y recortar el grifo. Lo habitual es que lo halles en la parte de arriba del hueco y únicamente debes girarlo para cerrar el paso del agua. Entonces desenrosque el manguito que está roscado para el paso del agua y compruebe que no haya restos.
  • Retire asimismo el mecanismo de pulsador, la boya y el mecanismo de liberación. Esta última tiende a ser la parte mucho más frágil de la cisterna y la que mucho más se estropea, tiene una membrana de goma en el fondo que se estropea con la utilización y hay que mudarla. El mecanismo superior -descargador- asimismo puede ser el inconveniente.

Remplazo del mecanismo de la cisterna por un sistema de 2 botones

Entre las causas más habituales para sustituir la cisterna es sustituir el mecanismo que existe sustituir por uno de doble botón. El depósito de doble botón tiene 2 botones distintas que nos dejan enjuagar parcial o absolutamente el sistema. Es una magnífica y aconsejable forma de regular la proporción de agua que usamos en todos y cada caso y de esta forma apreciar la opción mucho más correcta, algo que nos dejará ahorrar en el consumo de agua.

De entrada, para desarmar una cisterna no requerimos ninguna herramienta particular salvo una llave inglesa y algún género de paño para secarnos las manos o sostener seca una sección.

Deja un comentario