Cómo quitar las pelusas de las toallas

 

¿De qué forma elimino la pelusa de las toallas nuevas?

  • En el momento en que las toallas estén bien empapadas en agua no muy caliente, añade un buen chorrito de vinagre y asimismo sal gruesa. Quita todos estos elementos a fin de que la toalla quede absolutamente empapada de ellos.
  • Deja que las toallas, bien empapadas en la mezcla, se remojen a lo largo de unos minutos. Cuanto mucho más mejor, de ahí que te aconsejamos colocarlos en remojo a lo largo de por lo menos 2 o 3 horas.
  • Pasado este tiempo, saca las toallas y regresa a meterlas en la lavadora para efectuar un nuevo lavado con centrifugado ahora una temperatura de 30ºC. En el momento en que concluya la lavadora, ponga las toallas a secar.

En el momento en que adquirimos una toalla, en la mayoría de los casos se esponja primero, y tras ciertos lavados deja de llevarlo a cabo. Con lo que nos preguntamos, de qué manera eliminar pelusas de toallas nuevas de manera fácil. Aquí te lo contamos. La pelusa en las toallas novedosas es más habitual de lo que pensamos y la primera cosa que hacen muchas personas es sacudirla con la mano, pero te aseguramos que carece de sentido.

Ocasionalmente, la pelusa dejará de desprenderse, pero esto de forma frecuente puede conducir múltiples meses. Conque hay múltiples maneras de eliminar la pelusa de las toallas novedosas. Todos estos métodos son fáciles y simples de efectuar y lo más esencial es que uses materiales y modelos recurrentes que poseas en el hogar. La manera clásico de eliminar la pelusa de las toallas novedosas es sumergirlas en un envase con vinagre, sal y agua. Tienes que dejarlas descansar unas tres horas, entonces meterlas en la lavadora, pero no emplees suavizante, solo detergente.

Te aseguramos que marcha realmente bien. Una de las maneras de eliminar la pelusa de las toallas novedosas es ponerlas en la secadora adjuntado con una red de nailon. Hazlo en un período de media hora y en el momento en que se concluya el tiempo quita el filtro, límpialo y regresa a reiterar el desarrollo. Si todavía hay pelusa, use un rodillo de pelusa o cinta para eliminar el exceso.

Otro procedimiento para eliminar la pelusa de las toallas novedosas es poner media taza de bicarbonato de sodio en la lavadora. El bicarbonato de sodio se puede combinar con jabón o detergente, pero no use suavizante de lonas. Este procedimiento suprimirá la pelusa de las toallas para toda la vida. Con frecuencia, los desarrolladores de toallas añaden artículos químicos que las hacen menos absorbentes, es exactamente el vinagre el que descompone o disuelve estos modelos químicos y las toallas van a ser mucho más absorbentes y sin pelusa.

Otro consejo útil para eliminar la pelusa de las toallas novedosas es una vez que las toallas se hayan secado al sol. El viento quitará algo de pelusa sobrante y además de esto al secarse a pleno sol no acumularán estática con lo que la pelusa no se pegará.

¿Por qué salen pelusas en las toallas?

Las toallas nuevas a menudo tienen una gran cantidad de pelusas que pueden ser incómodas. Estas pelusas se formaron durante el proceso de fabricación de la toalla. Los tejidos de algodón se tejen con hilos de algodón, y esos hilos se cortan para que los bordes de la toalla estén suaves. Esta operación provoca una gran cantidad de pelusa que se adhiere a la superficie de la toalla. Además, los productores usan una variedad de técnicas para suavizar la toalla, como lavarla con agua caliente y suavizante para la ropa. Estos procesos también pueden desprender pelusas.

Las pelusas en sí no son dañinas para la salud, pero pueden ser incómodas. Esto puede ser resultado de la cantidad de pelusa que se acumula en la superficie de la toalla. Estas pelusas pueden ser difíciles de quitar y pueden contribuir a la sensación de desagradablemente áspero de la toalla.

Para reducir las pelusas en toallas nuevas, es importante seguir los pasos de cuidado recomendados por el fabricante. Esto incluye lavar la toalla antes de su uso, así como lavarla con agua tibia y suavizante para la ropa. Para una limpieza profunda, se recomienda lavar la toalla con agua caliente cada vez que la laves. Esto ayudará a eliminar las pelusas y añadirá una sensación extra de suavidad.

Otros consejos para acabar con las pelusas

  1. Mételos en la lavadora con el software de empleo habitual. Como siempre y en todo momento aconsejamos en el momento de lavar toallas, lavarlas solas y sin suavizante.
  2. Tras este lavado, las toallas todavía se esponjarán. Conque póngalos en un fregadero grande o en la bañera para remojarlos. Lo primordial es que el agua cubra completamente las toallas. ¡Vaya! El agua ha de estar tibia.
  3. En el momento en que estén bien remojadas, añadir un chorrito de vinagre (precisamente medio vaso) y sal gordita. Revuelve bien a fin de que todo se impregne y la sal raspe las toallas para eliminar la mayoría de la pelusa apelmazada. En el momento en que finalices, remójalos.
  4. Sácalos tras 2-3 horas y regresa a colocarlos en la lavadora (todavía sin suavizante). En esta ocasión utiliza un programa corto, las toallas ahora están limpias y únicamente debes eliminar los restos de sal. Y listo… El resultado son toallas novedosas y sin pelusa.

Otro procedimiento sencillísimo para eliminar la pelusa de las toallas es emplear bicarbonato de sodio. En nuestro blog sobre de qué manera lavar toallas a fin de que queden suaves, ahora te contamos que el bicarbonato de sodio es buen aliado para las toallas. Y en un caso así, no tenía que ver con hallar menos. Coloca media taza de bicarbonato de sodio en tu lavadora adjuntado con las toallas y lávalas en tu período frecuente (y sin suavizante). En el momento en que los sacas, la pelusa se fue.

Defectos que tienen la posibilidad de perjudicar a tus toallas

La durabilidad de la toalla es dependiente del precaución que le des, con lo que es primordial seleccionar bien el sitio donde guardarla. Este ha de ser una cuarta parte seco, si los guardas dóblalos de tal forma que no se ensucien. Un grave fallo es dejar la toalla mojada sobre la cama, esto va a hacer que se acumule moho y bacterias en la lona. Debido al peligro de infección, es buena iniciativa tener una toalla pequeña para las manos y la cara.

  • Tienes que separarlos del resto de la ropa, almacenar el resto de la pelusa.
  • Clasifícalos por color, evitas la absorción de pigmentos. Si son blancas, utiliza agua ardiente, y si son de otras tonalidades, emplea agua fría.
  • Use el detergente promedio que comúnmente arroja por carga.
  • Bastante jabón disminuye su absorbencia y los hace menos esponjosos.
  • Agítalas un tanto a lo largo de la transición del lavado al secado a fin de que las fibras se expandan y recobren su flexibilidad.
  • En el momento en que haya terminado, limpie el filtro de lavado para remover la pelusa.

Deja un comentario