Cómo quitar las rayas de la vitro

3 consejos para remover raspones

Los elementos que necesitaremos a fin de que nuestra vitrocerámica vuelva a verse bien no solo son súper económicos, sino vamos a tener asimismo ellos en el hogar.

  • Entre los mucho más usados es la pasta dentífrica.
  • Para estas rozaduras ligeras y superficiales, solo deberemos poner algo de pasta dentífrica blanca sobre un paño de algodón y frotar hasta el momento en que la raya desaparezca. Cuando se haya ido, vamos a pasar un paño limpio y vamos a retirar los restos.
  • Otro truco es emplear una mezcla de agua y amoníaco, con la que humedeceremos un paño que entonces vamos a aplicar sobre la placa fregando en círculos.

Pequeños trucos para no dañar la placa

Confía en nosotros: no desearás entender de qué forma recobrar una auténtica placa vitrocerámica rayada. Aparte de una aceptable limpieza, puedes continuar otras sugerencias atrayentes para eludir ese instante tan inquietante:

  • No uses la placa como área de trabajo.
  • Impide las ollas con fondo rugoso y levántalas para moverlas entre las ubicaciones de cocción.
  • Asimismo evite permitir que caiga elementos duros sobre él y jamás use papel de aluminio -o recipientes de plástico- en las áreas de cocción calientes.

Mucho cuidado de la vitrocerámica

No obstante, el más destacable consejo para hallar una vitrocerámica especial y remover de manera fácil los pequeños rasguños es limpiarla todos los días y ofrecerle cuidado.

Es esencial eliminar la grasa con una esponja o paño despacio tras cada empleo, y en dependencia de de qué manera lo vayas a emplear, cada noche o aun cada semana, es suficiente con ofrecerle una limpieza en hondura con un producto en especial correcto para ello.

Deja un comentario