Cómo quitar un vinilo de un cristal

Entre las tareas mucho más incómodas a las que se combaten a veces los expertos en el momento de adecentar cristales, cristales o escaparates es la retirada de vinilos, pegatinas de servicio técnico, pegatinas de matrículas o pegatinas disuasorias o que comunican información, una oferta o una promoción.

Eliminar estos adhesivos, pegatinas o serigrafías sin dejar indicio en el cristal no es sencillo por el hecho de que en el momento de suprimirlos ahí está el inconveniente y sucede que al suprimirlos jamás quedan bien y frecuentemente dejan restos antiestéticos, singularmente adhesivos que están hechos para adherirse prácticamente de forma permanente. Además de esto, si parte de ellos consigue desprenderse, los restos de cola aún quedan adheridos a los cristales o ventanas.

Tips para quitar pegatinas o vinilos

Otra solución para eliminar una pegatina o vinilo de un cristal es utilizar agua ardiente sobre la parte. Esto dejará que el material se hinche a fin de que se logre eliminar mucho más de manera fácil.

Si el agua ardiente no lo suprime, va a deber utilizar un decapante químico. Se pulveriza sobre la área a tratar y pasados ​​unos segundos se puede sacar la pegatina o vinilo con las manos o con una espátula. Si quiere eliminar un adhesivo de una ventana de doble acristalamiento, debe tener particular precaución en tanto que el calor entre los 2 cristales puede lograr que la ventana se rompa. Para eliminar una pegatina de una área metálica, puede emplear un removedor de calor o una pistola de calor. Esta es la manera mucho más simple y rápida en tanto que el calor ablanda el pegamento en segundos.

¿De qué forma se quitan las pegatinas de la ventanilla de un vehículo?

Primero limpia la región donde está la pegatina con agua y jabón. Ahora, ardiente la pegatina con un secador para el cabello o afín a corta distancia. Intente eliminar la pegatina con la uña, si no se desprende, puede utilizar un raspador particular para ventanas para no dañar el vidrio o las ventanas del automóvil. Finalmente, si hay restos de pegamento en la área, puedes procurar quitarlo con aceite de cocina y un paño de microfibra. O utilizando un resuelva líquido.

Utilizar calor

Para ablandar el adhesivo vinílico, el paso inicial va a ser aplicarle calor. Para esto, usaremos el soplador o, en su defecto, un secador para el cabello. Las virtudes que proporciona el disipador son esencialmente una mayor capacidad con la que alcanzaremos temperaturas mucho más altas y la oportunidad de regular el calor.

En todo caso, si no tenemos estas herramientas, una solución opción alternativa, si bien mucho más dificultosa, es utilizar agua ardiente sobre el vinilo para ablandar el adhesivo.

Deja un comentario