Cómo reparar un sofá de cuero de arañazos

Los gatos son mascotas lindísimas, pero con frecuencia es bien difícil eludir que arañen los muebles y eludir que los rasguñen.

Rasguños y orificios profundos

Si sucede el peor de las situaciones y estamos con una área muy dañada, salpicada de máculas profundas y orificios, deberemos efectuar un tanto mucho más técnicas concretas para arreglar rasguños en un sofá de cuero.

Deberemos utilizar todas y cada una nuestras capacidades para arreglar los rasguños en un sofá de cuero muy dañado. ¿La razón? Insertaremos parches para disimular los cortes. Puede parecer simple, pero la verdad es que es una labor que necesita toda la atención y una enorme escrupulosidad.

Consejos para eliminar raspones de un sofá de piel

Para arreglar sofás de piel rayados disponemos 2 opciones, una la mucho más simple y otra la mucho más complicada, que van a ser primordiales en el momento en que el desperfecto sea mayor. Conque ponte a trabajar.

Para arreglar de manera fácil los arañazos en un sofá de cuero, primero debemos eliminar todos y cada uno de los hilos de cuero que hayan aparecido una vez que se realizó el raspón. Para esto, tenemos la posibilidad de emplear de manera cuidadosa las maquinillas o las tijeras, si son escasas.

De qué forma arreglar orificios profundos y rayones en sofás de cuero

En esta ocasión, aparte de pegamento y limpiador, asimismo precisará algún género de relleno para contemplar el orificio, tal como una sombra del color de tu sofá y acabado para piel.

Empieze como antes, limpie bien el área para dejar que el adhesivo se asiente. Entonces corte el parche un tanto mucho más grande que el orificio, haciendo más fuerte el área de relleno. Tenga presente que el parche está hecho de un material chato y alíselo con pinzas a fin de que no queden grumos una vez aplicado. Hecho esto, use el pegamento para pegar el parche a los bordes del orificio y déjelo secar hasta por 20 minutos. En el momento en que esté seco, utilizar tinte del mismo color que el sofá al relleno. Ayúdate de una esponja para juntar la región novedosa con la vieja. Puedes repetirlo múltiples ocasiones hasta el momento en que quede bien puesto que tarda un tanto en secarse. Únicamente debes limpiarlo y repintarlo.

Deja un comentario