Cómo saber si un techo está en mal estado

En los inconvenientes de humedad, la humedad de los techos de las viviendas se encuentra dentro de los más frecuentes. Y eso es en la enorme mayoría de las situaciones por el estado deplorable de la cubierta de construcción. Lo podemos consultar a la perfección en el momento en que hay una fuerte lluvia. En estas situaciones, por poner un ejemplo, la lluvia golpea con enorme intensidad el tejado, situación que no debe preocupar a los dueños de casas con tejado en buen estado.

No obstante, en esos techos con tejas o placas gastadas, el agua de lluvia puede filtrarse y ocasionar humedad por infiltración con horribles secuelas para las casas.

Mucho más consejos para la inspección exterior

Otras sugerencias para cerciorarse de que el techo esté en estupendas condiciones antes de obtener una vivienda son las próximas:

  • Preguntar al dueño o allí hubo un incendio en o en torno a la vivienda. El fuego puede dañar las tejas o el material debajo. Aun si el incidente sucedió en otra casa, puede haberlo perjudicado.
  • Revisar el estado de los aguantes del techo en el ático. Especialmente si la vivienda está situada en una región con vientos intensos y también inviernos estrictos. En estas condiciones climáticas, el peso de la nieve puede dañar las vigas.
  • Presta atención al lote cerca de la vivienda. Si hay inconvenientes con las baldosas, por poner un ejemplo si se rompen, se van a caer al suelo. Posiblemente el indicio de uno haya quedado en la yerba o en un arbusto.

Primeros signos

Aprenda a advertir los primeros signos de un inconveniente y tome medidas para hacer mas fuerte su techo.

La señal mucho más obvia de que puede requerir un techo nuevo es localizar agua en su hogar. Revise el ático o el techo de forma regular, en especial tras tormentas o vientos fuertes. Busque signos de intrusión de agua, en tanto que es mucho más posible que las fugas esenciales en la vivienda se produzcan allí. No obstante, tenga presente que el agua puede viajar una distancia notable, como mediante vigas o paredes, desde el punto donde se infiltra hasta el punto donde por último se ve.

Considere la edad del techo

Otro aspecto esencial para saber si precisa sustituir el techo es la edad de ese techo. Esta no es una señal de observación que logre ver en ocasiones, pero merece la pena tenerla presente. Los techos que tienen cuando menos 20 años se tienen la posibilidad de favorecer del remplazo con materiales de más calidad. Las tejas de asfalto habituales duran precisamente ese tiempo. No obstante, otros materiales tienen la posibilidad de perdurar mucho más: los techos de pizarra, cobre y arcilla/hormigón, por poner un ejemplo, tienen la posibilidad de perdurar mucho más de 50 años y los techos de madera cerca de 30. Entonces, en dependencia del material que tenga en el techo y la última vez que lo reemplazó, es quizás es hora de eludir inconvenientes.

Impermeabilización deficiente

La utilización de materiales impermeabilizantes de baja calidad, tal como un desarrollo de construcción deficiente, tienen la posibilidad de dejar que el agua penetre en la impermeabilización y ocasione daños por acumulación de humedad .

La existencia de humedad en el techo y en una vivienda no es algo que deba pasarse por prominente bajo concepto alguno. Ahora te dejamos una pequeña lista de ciertas secuelas que hace este inconveniente:

Deja un comentario