Cómo sacar un tornillo con la cabeza rota

Si prosigues sin poder eliminar el tornillo o el clavo, no lo pises o podrías romper la cabeza. En un caso así, pruebe con un taladro eléctrico, que es un «taladro» fuerte con un soporte imantado para brocas en la parte frontal, donde se tienen la posibilidad de poner cuchillas o brocas para insertarlas en la cabeza del tornillo. Introduzca la punta en la muesca de la cabeza y martille. El golpe provoca que la punta gire levemente, pero con una enorme rotación. La herramienta asimismo frecuenta tener una tuerca anular que te deja cambiar la rotación de la punta en todos y cada golpe, así sea hacia la izquierda o hacia la derecha. En verdad, asimismo se puede emplear para entablar el giro final en los elementos que tienen que apretarse por fuerza.

Extracción con extractor de leños

En ocasiones el tornillo es pequeñísimo, lo que incentiva la utilización de un extractor de leños. Es una herramienta con la que, como su nombre señala, se quita la madera.

  • Poner el extractor en la región donde está el tornillo.
  • Da un giro para eliminar la madera y el tornillo que tiene fijado.
  • Al final, tienes que ocupar la habitación con resina.

Eliminar tornillo roto sin extractor de tornillos

Si no tenemos las herramientas correctas para sacar el tornillo roto, tenemos la posibilidad de recurrir al empleo de un punzón, un destornillador chato y un taladro boca.

El paso inicial es marcar el tornillo con el sello con apariencia de destornillador chato. Entonces, con el taladro y la punta fina, proseguimos creciendo la cavidad hasta el momento en que tengamos la posibilidad ingresar el destornillador chato. Al final, pasamos a la extracción.

Trucos para sacar un tornillo sin cabeza, ¡alerta!

No es una labor simple eliminar un tornillo con la cabeza rota o sin cabeza, pero es un desafío común que de manera frecuente combaten los trabajadores de múltiples industrias. Lo más esencial es sostener la tranquilidad y también idear un plan con las herramientas correctas, lo que va a facilitar bastante el trabajo.

Indudablemente, el aflojamiento de la cabeza de un tornillo es un hecho que absolutamente nadie desea que ocurra. Pero es muy habitual que la cabeza de estos falle, se rompa o se desgaste gracias a las distintas funcionalidades de los tornillos, las propiedades del ambiente y el mal empleo por la parte de los individuos.

Consejo 1: Evite dañar los tornillos

Como todos entendemos, ¡mucho más vale impedir que sanar! Asegúrese de utilizar siempre y en todo momento el taladro o destornillador preciso para apretar los tornillos.

  • Utilice siempre y en todo momento tornillos con la cabeza adecuada. Los tornillos Torx dan la mejor unión y agarre. Los tornillos de cabeza Phillips por norma general son mucho más correctos que los tornillos ranurados pues asimismo brindan mucho más agarre.
  • Es esencial determinar la agilidad adecuada del destornillador; esto impide que los tornillos se rompan.
  • Fijar la parte donde se desea atornillar a fin de que no se mueva a lo largo del montaje.

Deja un comentario