Cómo se hace el gotelé en las paredes

A lo largo de décadas, el gotelé en las paredes fue el acabado escogido por los constructores en las viviendas efectuadas con tabiques de ladrillo.

Si contamos una mácula escurridiza en una pared de casa por una reparación o por el hecho de que la humedad ha quitado la pintura, tenemos la posibilidad de repararla de forma fácil a fin de que coincida con el resto del gotelé.

¿Cómo se hace el gotelé?

El gotelé es una técnica decorativa que se usa para decorar paredes y techos. Esta técnica se usa para crear un patrón de textura en la superficie de la pared o del techo. El gotelé se puede usar para añadir un toque de estilo a una habitación, para darle una sensación de lujo o para destacar una pared en particular.

Aunque el gotelé se puede hacer de muchas maneras, lo más común es usar yeso para crear el patrón. El proceso comienza con la preparación de la superficie. Esto incluye el lijado de la pared para eliminar imperfecciones y el aplicar una capa de imprimación para que el yeso se adhiera mejor. Luego, el yeso se mezcla con agua y se aplica a la pared con una espátula. El yeso se extiende y se raya con una cuchilla para crear el patrón deseado. Una vez que el yeso se ha secado, se aplica una capa de pintura para darle un acabado profesional.

El gotelé puede ser un proyecto divertido y satisfactorio para aquellos que quieran añadir un poco de estilo a su hogar. Sin embargo, se requiere cierta habilidad y práctica para obtener un buen acabado. Para aquellos que deseen intentarlo, hay muchos tutoriales en línea para guiarles en el proceso.

¿De qué manera se hace el gotelé con rodillo?

Rodamos para realizar una gota de abajo hacia arriba, siempre y en todo momento presionando a fin de que se forme la gota. En el momento en que mires que la gota está muy puntiaguda, en el momento en que se haya secado un tanto, puedes ponerle un trozo de plástico encima para machacarla. En el momento en que la pasta se haya secado, puede aplicarle pintura del color esperado.

Pared de gotelé o estuco: En el momento en que la pared tiene gotelé o estuco es requisito emplear un rodillo con cerdas mucho más largas. Los expertos acostumbran a emplear el rodillo de lana. Es un rodillo eficiente y duradero, pero que necesita un óptimo drenaje.

¿Para qué exactamente sirve el gotelé?

El gotelé es muy empleado para disimular las deficiencias de las paredes. En verdad, fue el acabado de referencia entre los programadores para esconder cualquier defecto que pudiese haber ocurrido a lo largo de la construcción.

Si la pared no es recta o tiene desequilibres, emplear gotelé puede lograr que pase inadvertida. Por otra parte, es la técnica menos costosa para revestir una pared.

Deja un comentario