Cómo se hacen los calçots en la barbacoa

Elaborar una exquisita calçotada con la familia y los amigos es la manera mucho más entretenida de festejar y no perder esta tradición. Y una de las maneras de sostenerlo intacto es cocinar los Calçots a las brasas.

Esto supone la utilización de carbón vegetal o leña, la manera mucho más vieja que se conoce de prepararlos.

De qué manera se hacen los calçots en la barbacoa

  1. Como te hemos correcto, tienes que cocinar los calçots en el momento en que la llama esté mucho más ardiente En Vivo.
  2. Entonces hay que ofrecerle la vuelta al grill, pasados ​​unos 5 o 7 minutos, a fin de que se cocinen por los dos lados.
  3. En el momento en que hayan pasado unos 15 minutos mucho más, vas a poder ver de qué manera los calçots comienzan a sudar, o plañir como dicen en la lengua vernácula. Esto significa que los calçots están preparados y los puedes sacar de la parrilla.
  4. Sácalos rápidamente de la barbacoa, abre la parrilla de manera cuidadosa de no quemarte y coge los calçots por la parte verde. Envuélvelas en papel periódico, a fin de que se cocinen con el calor residual, y déjalas descansar por 30 minutos.
  5. Si tienes planeado realizar mucho más tandas de calçots a la barbacoa, es hora de comenzar por la segunda y proseguir exactamente los mismos pasos que te hemos explicado.

Preparación de la salsa romesco para calçots

El calçot es una delicia típica catalana que se prepara cada año en la celebración de la calçotada. Se trata de una cebolla tierna y blanca con sabor a ajo, que se asa a la brasa y se sirve con la típica salsa romesco. La preparación de la salsa romesco es una parte fundamental para disfrutar de una auténtica calçotada.

La salsa romesco se puede preparar de muchas formas, pero su base siempre es la misma. Se trata de una mezcla de tomates y ajos asados, almendras tostadas y pan duro, todo ello molido en un mortero y mezclado con aceite de oliva, vinagre, pimentón y una pizca de sal. Esta mezcla se deja reposar durante unas horas para que los ingredientes se integren y liberen todos sus aromas.

Una vez preparada la salsa romesco, se puede servir con los calçots asados a la brasa. Los calçots se pueden empapar en la salsa, o se puede servir aparte a modo de dip. No obstante, para que el resultado sea el mejor, se recomienda servirla templada y acompañarla de pan de payés y un buen vino tinto.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a preparar una auténtica salsa romesco para tu próxima calçotada. Disfruta de tus calçots con esta deliciosa salsa y comparte con tus seres queridos el sabor de la comida típica catalana. ¡Buen provecho!

Qué son los calçots y dónde son típicos

Los calçots son una variedad de cebolla de aspecto verde parecido a la cebolla tierna, originaria de Cataluña, España. Esta delicia se cultiva desde la antigüedad, y se han convertido en una parte importante de la cultura catalana.

Los calçots se caracterizan por su sabor dulce y su textura suave. Se cocinan a la brasa y se sirven con salsa de alioli, que es una mezcla de ajo, aceite de oliva y huevo. La comida tradicional catalana es “calçotada”, que consiste en comer calçots a la parrilla con la salsa de alioli.

Los calçots típicamente se cosechan entre finales de diciembre a finales de marzo, aunque esto varía según la región. Esta delicia se puede encontrar en muchos restaurantes catalanes, así como en los mercados locales.

La cocina catalana es famosa por su uso de los calçots. Esta cebolla se usa en una variedad de platos, desde ensaladas hasta sopas y guisos. Está presente en muchos platos clásicos de la región, como los famosos calçots con salsa de alioli.

En Cataluña, los calçots son una parte importante de la cultura regional. Cada año, se celebran numerosas fiestas en honor a esta delicia, incluyendo la famosa Festa del Calçot, que se celebra en los alrededores de Valls, España. Durante esta fiesta, los catalanes se reúnen para comer y disfrutar de los calçots recién cocinados.

En resumen, los calçots son una variedad de cebolla originaria de Cataluña, España. Esta delicia se caracteriza por su sabor dulce y suave textura. Esta cebolla se usa en una variedad de platos catalanes, y es una parte importante de la cultura regional.

Deja un comentario