Cómo se limpia la cubertería de alpaca

Existen muchas joyas, utensilios de cocina por poner un ejemplo, que están fabricadas de alpaca. Como la plata, se oscurecen transcurrido el tiempo y pierden su brillo y hermosura. Si esto pasa, contamos una opción alternativa para ti que sostendrá este producto en perfectas condiciones sin dañarlo.

Cepillo de dientes, la mejor herramienta

Si deseamos que nuestros cubiertos de alpaca queden como nuevos, debemos pulirlos apropiadamente. Para efectuar esta labor, lo destacado es emplear ropa que se venda particularmente para esto. Con estos paños tenemos la posibilidad de remover la mugre mucho más superficial.

Un segundo truco es lavar los cubiertos con agua y detergente en un bol. Para hallar que la mugre se suprima completamente, es conveniente añadir agua no muy caliente y emplear detergente líquido, singularmente sugerido para el lavado de vajilla.

Prueba a limpiar la alpaca con vinagre

El vinagre blanco pertenece a los limpiadores naturales mucho más populares y polivalentes de nuestra cocina, gracias uno de sus elementos, el ácido acético. Es un enorme antídoto para remover las máculas o la cal de las superficies (si bien marcha realmente bien con otras máculas), incluyendo la alpaca. Para utilizarlo como agente de limpieza, diluya parte de agua y parte de vinagre, coloque de 2 formas: deje la parte en remojo un rato a fin de que actúe sobre la mugre o empape la mezcla en un paño y frótela de forma directa sobre la área. para ser tratado Si la mácula no se quitó, puede añadir una cucharada chica de maicena (por servirnos de un ejemplo, harina de maíz) o bicarbonato de sodio a la mezcla y seguir como se detalla previamente. Por último, enjuague con agua no muy caliente y deje secar. Ahora puedes observar nuestro utensilio de alpaca refulgente; libre de cal y mugre.

El limón es otro buen antídoto natural de limpieza. En un caso así, el trámite es afín al del vinagre, con lo que se tienen la posibilidad de continuar las advertencias precedentes, que se resumen: dejar el jugo de limón exprimido sobre la alpaca por unos minutos y enjuagar con abundante agua. Asimismo puedes frotar el limón cortado a la mitad de forma directa sobre la área del objeto, dejar que se absorba y sacar con agua. Si la mugre es rebelde, espolvorea bicarbonato de sodio o bicarbonato de sodio sobre la pulpa de medio limón y frótalo sobre la mácula.

Deja un comentario