Cómo subir el ph y el cloro de la piscina

Es primordial sostener el valor de pH entre los escenarios adecuados en tanto que perjudica de manera directa al confort y la salud de los bañistas. El pH siempre y en todo momento ha de estar entre 7,2 y 7,6, con lo que tienes que supervisarlo periódicamente. En el momento en que el pH desciende bajo 7,2, la acidez del agua puede irritar los ojos y la piel, al tiempo que en el momento en que sobrepasa 7,6, el cloro pierde su efectividad y por consiguiente su efecto desinfectante.

De qué manera bajar el pH de la piscina de manera natural

Si bien bajar el pH de la piscina de manera natural no es cien% viable por el hecho de que siempre y en todo momento hay un productor químico implicado, déjanos asesorarte sobre de qué manera Haz esto con la menor proporción de artículos químicos viable.

Para bajar el pH naturalmente, cambie el agua de su piscina con menos continuidad, en tanto que el carbonato de calcio y otros compuestos se amontonan naturalmente en el agua de su piscina transcurrido el tiempo.

Revisar la alcalinidad total y añadir bicarbonato de sodio.

En el caso de que la piscina prosiga lanzando valores de pH no perfectos y, en consecuencia, bastante bajos, debe empezar con el próximo paso: la prueba de alcalinidad.

Esta prueba lanza la proporción de elementos alcalinos disueltos en el agua de la piscina (bicarbonato, hidróxido y carbonatos). La alcalinidad regula los cambios en el pH del agua, lo que es primordial para una impecable desinfección y transparencia. Su lectura debe establecerse entre 125 y 150 ppm. Si estamos con escenarios mucho más bajos lo entenderemos inmediatamente por el hecho de que el agua se va a ver turbia y ocasionará decoloración verdosa, irritación ocular y corrosión. De ahí la relevancia de sostener un nivel alcalino ideal. Para acrecentar la alcalinidad, agregamos 1,8 kg de bicarbonato de sodio para acrecentar la alcalinidad total de cien m3 de agua en diez ppm.

¿Por qué razón el pH de mi piscina está bajo?

Merced a los test colorimétricos (tiras, pastillas, líquido reactivo) puedes revisar si el pH de tu piscina es bastante bajo: un pH bajo es inferior a 7, en una escala de 0 a 14: en un caso así de que sea agua agria. El pH perfecto para una piscina está entre 7,2 y 7,4. Es esencial entender las causas de la variación del pH. Múltiples componentes tienen la posibilidad de lograr que baje el pH del agua de su piscina:

  • calidad del agua: en varias zonas el agua es calcárea, lo que puede ocasionar un desequilibrio en el pH de su piscina;
  • impurezas: los restos orgánicos que llegan a tu piscina por el viento, la lluvia o los bañistas tienen la posibilidad de mudar el pH y acidificar el agua;
  • modelos empleados para tratar la piscina: ciertos modelos tienen la posibilidad de mudar el pH del agua.

¿QUÉ PASA SI EL NIVEL DE PH ES SUPERIOR AL RECOMENDADO?

Si el valor de pH de nuestra piscina está sobre 7,6, el agua es alcalina. Los signos en nuestro cuerpo son piel seca y también irritada.

Pero el primordial problema está en el agua, que se regresa turbia, aun verdosa, pues se muestran algas. Si bien procuremos acrecentar los escenarios de cloro para removerlos, va a ser irrealizable si no administramos antes el pH.

Deja un comentario