Cómo usar el antialgas en la piscina

Las algas de piscina son organismos unicelulares que tienen la posibilidad de multiplicarse muy velozmente. Todas y cada una de las piscinas, en especial las piscinas al aire libre, son susceptibles al desarrollo de algas. Estos llegan a su piscina con el viento, bañistas, animales o insectos que están en contacto con el agua. Para eludir su avance, se tienen que continuar múltiples reglas.

¿Cuándo se puede poner antialgas en la piscina?

Las algas acostumbran a mostrarse en las piscinas gracias a distintas ocasiones, como la mala circulación del agua, nivel inapropiado de PH, falta de cuidado, por ejemplo. Por esta razón, se tienen que utilizar artículos químicos como el antialgas para piscinas, con el objetivo de eludir su propagación, sosteniendo la piscina limpia.

No obstante, ¿cuándo hay que utilizar el antialgas en las piscinas?, es una pregunta que varios se hacen, y la contestación va relacionada a su cuidado, que debe hacerse una vez por semana. Por esta razón, el producto químico debe aplicarse toda vez que se realice un cuidado, sabiendo las condiciones atmosféricas.

¿De qué forma utilizar los alguicidas en la piscina?

Desde Vegametal deseamos argumentar de qué forma emplear este producto, según deseamos impedir o remover las algas ahora depositadas en nuestra piscina. Esto se origina por que los tratamientos van a ser distintas.

Las algas están mucho más cómodas a escenarios de pH superiores, con lo que va a ser favorable efectuar el análisis de pH, a través de pastillas, goteros, fotómetros o tiras analíticas, para confirmarnos de que los escenarios están entre 7, 2 y 7,4 .

Régimen de choque o al comienzo de temporada

Si la piscina ahora tiene algas en algún rincón que mires, es requisito usar el régimen de choque para quitarlas de manera rápida y segura .

Para esto primeramente hay que utilizar el antialgas a la piscina, es muy preciso fregar y frotar suelo y paredes con un cepillo, prestando particular atención a las ubicaciones con mucho más algas , en tanto que contamos un trato con un ser vivo al que debemos ocasionarle una herida cierta que deje que entre en él el químico para terminar con él.

Cómo evitar la aparición de algas

Para eludir la aparición de algas en la piscina, se aconseja usar entre 0,5 y 1 litro de antialgas cada cien metros cúbicos de agua una vez por semana. Se aconseja repartir el producto por toda la área de la piscina a fin de que todas y cada una de las superficies reciban el producto. Es aconsejable efectuar el régimen tras haber limpiado la piscina y el motor sin marchar a lo largo de 2 horas tras usar el producto. Así estamos seguros que el antialgas repose en suelo y paredes, descartando la oportunidad de aparición de ‘zonas verdes’. No se aconseja bañarse en las horas siguientes al empleo del producto.

Si ahora disponemos algas en el suelo y/o paredes de nuestra piscina, debemos efectuar un régimen de choque para suprimirlas velozmente. Antes de añadir el producto al agua, es primordial fregar el suelo y las paredes con un cepillo, en especial en las ubicaciones con mucho más algas. Al final de cuenta, el alga es un ser vivo y así provocamos una herida. De esta manera el antialgas atacará a las algas verdes ingresando por las lesiones que le hayamos provocado.

Deja un comentario