Con qué agua regar las plantas carnívoras

Que disfrutes WordPress. Esta es su primera entrada. ¡Personalízalo o quítalo y empieza a redactar!

De qué manera regar las plantas carnívoras

En el momento en que entendemos de qué manera realizar llegar el agua para regar las plantas, observemos en este momento de qué forma regar nuestras plantas carnívoras.

La manera mucho más frecuente de regar las plantas carnívoras, o por lo menos la que mucho más, es el procedimiento de la bandeja. Este procedimiento es bastante simple, radica en poner un envase o plato bajo la maceta en el que agregamos el agua, así la planta recibe el agua que precisa, eludiendo un riego elevado de nuestra planta y que por este exceso se pudran las raíces. . Este procedimiento es el mucho más extendido hoy en dia, singularmente con plantas de interior.

¿Qué agua es preferible para regar las plantas?

La mejor agua de riego es el agua de lluvia, este género de agua tiene un pH acertado para regar las plantas. Por consiguiente, si es viable, saca tus plantas al exterior y déjalas regar naturalmente con la lluvia. Tenga presente que la fuerza de la lluvia es rápida, por el hecho de que si llovizna realmente fuerte, la lluvia puede dañar nuestras plantas.

Pero no en todos los casos vamos a tener ingreso al agua de lluvia, con lo que debemos tener elecciones a la mano para regar nuestras plantas. Una alternativa muy aconsejable es usar agua destilada, esta clase de agua usa exactamente la misma fórmula que el agua desionizada y es tratada con radiación UVC con efecto germicida.

Iluminación:

Generalmente, a las plantas carnívoras les agrada bastante la iluminación semidirecta del día, pero ninguna aguanta el sol directo del verano en los países tropicales. Aconsejamos siempre y en todo momento resguardarlas con algún género de filtro como una ventana o una cortina tenue.

  • Especies como la drosera y la pinguicula se amoldan a zonas poco alumbradas donde el resplandor indirecto del sol todavía consigue a ciertos, pero medran bastante superior en zonas con luz semidirecta. Puedes ponerlas en cualquier ventana despejada de la calle o del jardín y medrarán realmente bien!
  • Los papamoscas de Venus y los nephenthes son algo mucho más rigurosos con la luz, siempre tienen que recibir luz diurna semidirecta; Puede ponerlos en terrazas sombreadas, zonas radiantes y umbrías o en el contexto de una ventana transparente que predominantemente esté orientada al este (asimismo son probables las ventanas orientadas en otras direcciones).
  • Las Saracenias particularmente son las que mucho más luz precisan, les agrada el sol prácticamente directo la mayoría del día para realizarse bien, puedes ponerlas en espacios libres pero siempre y en todo momento al resguardo de una rápida sombra, asimismo tienen la posibilidad de amoldarse a enormes ventanales que siempre y en todo momento miran al este o al oeste.
    • Los colores rojizos en las hojas novedosas de tus plantas te señalan que reiben luz de muy excelente calidad. Los colores blanquecinos y pálidos y las hojas jóvenes y esmirriadas indican falta de luz. Por otra parte, las quemaduras parciales y el ennegrecimiento de los bordes de toda la planta indican mucha intensidad del sol.

Deja un comentario