Con qué se friega la tarima flotante

Una vez limpio el suelo de polvo y mugre, se puede lavar, si bien no es requisito ni aconsejable llevarlo a cabo todos y cada uno de los días. Es preferible frotar únicamente una o un par de veces a la semana como una parte de una limpieza profunda.

Usar un detergente neutro que respete la madera. Aun si su piso no es de madera, estos géneros de limpiadores cuidan bastante los sintéticos. No coloques bastante detergente, no va a mejorar por el hecho de que haya mucho más espuma o mucho más jabón, todo lo opuesto.

Limpia las manchas

Limpia las máculas de líquido en relación se muestran, usando un paño seco de microfibra. Asimismo puede utilizar un limpiador despacio y un paño húmedo. No utilice artículos químicos violentos que logren dañar el suelo laminado.

Tras eliminar el polvo y eliminar las máculas, es hora de fregar. Llena un balde con agua no muy caliente y añade algo de limpiador para pisos de madera. Utilice una mopa de esponja para eludir el exceso de agua.

¿Qué son los suelos laminados?

El piso flotante es de madera. Esto le da un aspecto muy natural y agradable a la habitación. Los materiales y estilos naturales, prácticamente rústicos, están de tendencia esta temporada, con lo que apostar por esta clase de suelos va a ser una increíble decisión. El aspecto negativo es que son suelos bastante frágiles. Más allá de que es verdad que las novedosas técnicas están admitiendo acabados y tratamientos que le dan un plus de resistencia, de forma que su cuidado no es tan caro como años atrás.

Precaución con los zapatos de calle

Esa práctica que tienen en ciertos países, como los orientales, de quitarse los zapatos en el momento en que estoy en el hogar, tiene sentido . Y sucede que de la calle lo llevamos todo en los zapatos. Comenzando con toda clase de bacterias y además de esto muy descuidadas. De ahí que, especialmente si nuestro suelo es laminado, lo idóneo es descalzarse solamente ingresar y emplear alfombrillas en la entrada, para limpiarse allí los zapatos antes de ingresar.

Primero, el vacío. Si no dispones de este aparato, piensa con seriedad en obtener uno, pues es de enorme herramienta en el momento en que disponemos suelos laminados o de parqué. De esta forma evitas fregar con la escoba que termina dejando pelusas y mugre, y reduces la utilización de la fregona y el paño húmedo. Aun trapear valdría la pena.

Lo que no tienes que llevar a cabo al adecentar tu suelo laminado

Jamás uses artículos abrasivos, lo único que lograrás es deteriorar la madera y sacarle todo indicio de brillo.

El pulimentado del suelo o la utilización de cera tampoco forman una parte del desarrollo de limpieza del suelo técnico. La razón es realmente simple, el pavimento está fabricado con materiales sintéticos y no responde apropiadamente al desarrollo de limado ni se nutre de cera, sino queda pegajoso y resbaladizo, empeorando de esta manera la situación.

Deja un comentario