Cuándo se trasplanta la dama de noche

La dama de la noche es una planta perfecta para tener en el jardín o en el interior hogar. Proporciona flores a la noche con un fragancia realmente satisfactoria. Los cuidados que debemos tener son bastante simples. En este artículo te vamos a explicar cuál es el más destacable instante para trasplantar la dama durante la noche y de qué forma llevarlo a cabo en maceta.

¿Cuándo trasplantar la dama de noche?

La dama de noche, también conocida como Cestrum nocturnum, es una planta de jardín ornamental con el encanto de la noche. Esta planta es una de las pocas flores que florecen en la noche, y su aroma dulce y embriagador es una invitación tentadora para las criaturas nocturnas. Esta hermosa planta es una excelente adición a los jardines, pero hay algunas cosas que hay que tener en cuenta al trasplantarla.

La dama de noche debe trasplantarse en primavera o verano, para que se adapte mejor a su nuevo entorno. La planta prefiere un lugar con sombra parcial y un suelo bien drenado. Esta planta no debe colocarse en un lugar expuesto al sol directo, ya que puede dañar sus flores y hojas. Además, asegúrate de que la tierra se mantenga húmeda, pero no empapada para evitar que se encharque.

Es importante tener en cuenta que la dama de noche es una planta perenne, lo que significa que florecerá cada año. Sin embargo, es necesario trasplantarla periódicamente para asegurarse de que sus raíces sigan creciendo sanas. Si la planta no recibe suficiente espacio para expandirse, sus raíces se estancarán y la planta no crecerá como se espera.

La dama de noche es una planta perfecta para los jardines con flores durante la noche. Si se trasplanta correctamente, esta hermosa planta regalará al jardinero una magnífica exhibición de flores cada noche.

Proporciones de riego y fertilizantes

El gallardo a la noche es un cultivo que necesita un óptimo contenido de humedad en el suelo. Considere la continuidad de riego según con la agilidad a la que desaparece la humedad en el sustrato. Ten en cuenta que puedes achicar las pérdidas de agua usando la técnica del mulching.

Dada la manera y género de floración de esta planta, hay que tener en consideración que es requisito dar periódicamente algún abono (cuanto mucho más natural, mejor) como compost, vermicompost o alguno de origen mineral . Más que nada en el final del invierno, en el momento en que la dama de la noche lúcida de su hibernación. Asimismo tenemos la posibilidad de emplear fertilizantes concretos de floración para potenciarla y también intoxicar el jardín con la fragancia que desprenden las flores.

Cuidados de la Dama de la Noche

Los cuidados de la Dama de la Noche son precisos si deseamos que prospere, no es tan difícil cultivar una planta de este género para medrar , es solo que tienes que sostener la perseverancia en ciertos cuidados. Ten presente que estas plantas no aguantan tiempos extremos, ni fríos ni calientes, esta es la primera precaución a tomar.

Por otra parte, en lo que se refiere al precaución de la dama a la noche en maceta, es preferible que la ubiques en un espacio donde no le dé bastante el sol, puesto que es una planta nocturna. En el transcurso de un corto intérvalo de tiempo de tiempo, precisa asolearse a lo largo del día para efectuar su adecuada fotosíntesis y poder desprender ese satisfactorio aroma durante la noche.

Precaución de la dama a la noche

El gallardo a la noche es una planta muy fuerte a los cambios climáticos, altas y bajas temperaturas.

La parte mucho más sensible es la flor, que no debería verse perjudicada por temperaturas inferiores a los 5 ºC, pero como brota a fines de primavera y verano, no deberías tener ningún inconveniente con ella.

¿De qué forma proteger un Nopalillo?

Desde principios de primavera hasta mediados de otoño, la tierra ha de estar siempre y en todo momento húmeda, con lo que los riegos tienen que reducirse sutilmente tras la floración; de esta manera la planta tiene un intervalo de tiempo de reposo de unas 6 semanas. En invierno no es conveniente que la tierra se seque completamente.

Estos esquejes se establecen en una mezcla de arena y turba, sepultando solamente la base y se riegan sutilmente conforme enraízan, más tarde se trasplantan a una maceta con una mezcla de tierra de jardín, arena y mantillo. Con este procedimiento logramos la reproducción idéntica de los ejemplares.

Deja un comentario