El toldo se rompió por el viento

¿El viento ha arrancado un toldo causándote daños personales? Esto ocurre mucho más de lo que parece… Los accidentes de viento afectan a un gran número de personas. Estadísticamente hablando, causan más daños que otros fenómenos meteorológicos como terremotos, crecidas de agua, nevadas, granizo, incendios o cualquier otra causa. Los capítulos de viento, en lo que se refiere a administración y número de siniestros, son los más temidos por las compañías de seguros.

¿Tu seguro para hogar paga por un toldo roto?

Como es natural, primero debes contrastar si tiene un seguro y si todos y cada uno de los pagos están cada día. Si no posees seguro, que es requerido por ley, como es natural no puede reclamar cobertura para ninguna reparación.

Si la lona del toldo, o la composición que aguanta todo el marco, ahora se encontraba dañada antes de las inclemencias del tiempo, eso asimismo hay que poseerlo presente. Y evidentemente, la dureza de la tormenta va a ser el tema central que le va a dar o quitará su cabeza de su empresa de seguros.

Rachas de viento, un peligro para pérgolas y toldos

Los toldos tienen resortes, engranajes y motores si son toldos eléctricos y la parte ocasionalmente se desgastará y se va a romper. La lona, asimismo, puede gastarse por el aleteo o la descomposición.

Mientras que estudiaba para este artículo, hallé múltiples reportes en los que los toldos de las caravanas fueron volados por un fuerte viento que golpeó el costado del vehículo mientras que conducían por la carretera. En estas situaciones, el viento era suficientemente fuerte para vencer la resistencia del motor, en caso contrario, los engranajes tubulares se romperían y sacarían la lona en el momento en que el viento se desviara hacia un lado y bajo el dosel.

¿Qué tipo de seguro tienes?

La primera cosa que tienes que realizar es cerciorarte de que tienes un seguro para hogar. Entonces es requisito contrastar que todos y cada uno de los pagos estén cada día y contrastar la cobertura de la póliza contratada.

Tenga presente que si su toldo ahora se encontraba dañado antes de la tormenta, va a ser bien difícil demostrar que empeoró después. Si una tormenta rompe o daña las persianas o la cubierta del patio, la compañía de seguros empleará la intensidad como prueba esclarecedora. O sea, la mayor parte de las empresas aseguradoras establecen un cierto umbral sobre el como le van a pagar la reparación. Las cantidades que acostumbran a emplear son 40 litros por metro cuadrado para precipitaciones y 84 km por hora para ráfagas de viento. Estos umbrales cambian según la compañía, pero debe contrastar los umbrales en su póliza antes de enseñar un reclamo.

Deja un comentario