En qué época se injerta el níspero

El níspero es un fruto de pepita que, por sus requerimientos edafoclimáticos, se clasifica como subtropical. Pese a su nombre concreto, el níspero japonés es originario del sur de China, particularmente del valle del río Daduhe. Pese a su origen lejano, el níspero se ha amoldado realmente bien al tiempo mediterráneo, siendo España el país líder en comercialización (segundo en producción, muy tras su país de origen, China).

Cultivo de níspero

El níspero se puede cultivar con semillas frescas pero por norma general se reproduce por injerto. En la situacion de la reproducción por semillas, el árbol tarda entre ocho y diez años en ofrecer sus primeros frutos, al paso que en la situacion de la reproducción por injerto, este tiempo se disminuye a un par de años. Por otra parte, es realmente difícil realizar medrar un nuevo níspero desde una rama o un trozo de otra plantado de manera directa en el suelo.

A lo largo de la temporada de floración, las heladas tienen la posibilidad de matar la flor (el árbol, en cambio, resiste bien las heladas) con lo que es un árbol propio de las zonas de tiempo mediterráneo caluroso, si bien ‘gracias a la El largo periodo de floración puede ofrecer ciertos frutos en las zonas mucho más frías. Se cultiva en secano, regadío.

La mejor temporada para injertar

La temporada para injertar es dependiente del tiempo de la clase, ciertos injertos se efectúan en pleno invierno, en plantas en reposo, pero la mayor parte se efectúan a lo largo del tiempo en que la savia está activa, o sea desde marzo, en el momento en que empieza a subir, hasta septiembre, en el momento en que empieza a descender. En tiempos con estaciones bien establecidas, se injerta en otoño o primavera. A lo largo de estas 2 temporadas, el material vegetal está en mejores condiciones. En tiempos tropicales se puede injertar a lo largo de todo el año, siendo mejor al comienzo de la temporada de lluvias y en el momento en que las temperaturas fluctúan entre los 22 y los 29 grados centígrados. No se aconseja injertar en la estación seca, en tanto que a lo largo de este periodo es bien difícil eliminar la corteza de los tallos. Por servirnos de un ejemplo, la temperatura a la que mejor se curan las llagas de los cítricos es entre 70 °F y 85 °F (21 °C y 29 °C). Idealmente, los árboles de cítricos tienen que injertarse en el momento en que se aguardan temperaturas en este rango. Exactamente la misma situación se aplicaría a todos y cada uno de los árboles frutales en tiempos cálidos.

Es conocido que los árboles frutales de hoja caduca en tiempos tibios precisan, en ciertas temporadas del año, un preciso número de horas frío tal como entidades de calor para su buen avance fisiológico a lo largo de todo el año. Con el frío los árboles descansan y con las entidades de calor florecen y medra su follaje. No todos y cada uno de los árboles precisan exactamente el mismo número de horas de frío, esto cambia según la clase e inclusive hay diferencias entre variedades de un mismo género de frutal. En el momento en que los frutales terminaron sus pretensiones de frío, van del reposo, sus ocupaciones fisiológicas se restablecen al 100 por ciento y empieza la llamada etapa fenológica de la floración. es la etapa precisa en el momento de efectuar los trasplantes.

¿Qué estación es perfecta para injertar?

Injerto de mazorca: Es en el momento en que se injerta en el portainjerto una mazorca o un trozo de tallo que tiene dentro múltiples yemas. Se afirma que la temporada perfecto para efectuar esta clase de injertos es antes de la primavera, a lo largo de la luna novedosa de abril en árboles frutales con pepita como manzanos y perales.

Compatibilidad entre plantas

Una cosa primordial a fin de que un injerto ande es que el cambium del portainjerto y el cambium de la pluralidad entren en contacto, en caso contrario no prenden. El cambium es una cubierta delgadísima de células, de menos de 1 milímetro de espesor, que tiene la peculiaridad de generar las células que forman los tejidos vasculares por donde circulan el agua y la savia que poseen los nutrientes; Con este nuevo tejido que genera el cambium, se genera la soldadura.

Deja un comentario