En qué mes se poda el nogal

La poda es un régimen fundamental en las plantaciones de nogales establecidas para la producción de madera de alta definición. Un óptimo leño para chapa ha de ser recto, sin ramas, de desarrollo regular y homogéneo en diámetro y de 3-4 m de longitud. El tallo ha de estar libre de nudos o que estén entre los primeros diez-12 cm del diámetro. Para conseguir tallos con estas características, la poda es primordial en los primeros años de la plantación. Se encontró que los nogales podados en medio periodo de vegetación (junio y julio) generan pocos o ningún brote por año siguiente. Si se respeta este periodo, la emisión de retoños es bajísima, aun si la poda es parcialmente radical.

Si bien en publicaciones recientes (J.Lefevre et J. Carmeille) se hablan de tres géneros de podas: Podas equilibradas, podas de palo de villar y podas activas, en la práctica la poda activa semeja ser la regla, por el hecho de que es una manera de poda que recopila y también integra puntos de los 2 métodos precedentes.

Poda y aclareo de nogales inglés y negro

Generalmente, los nogales necesitan menos poda que otros frutales (manzanos, cítricos, etcétera.). No obstante, se aplican exactamente las mismas reglas para la poda de árboles frutales. Los árboles jóvenes se podan (o “truncan”) a lo largo de su primer o segundo año para saber su forma (esqueleto de la copa). La manera es primordial y puede perjudicar la producción, la calidad y la sencillez de cosecha u otras ocupaciones agrícolas. La manera mucho más habitual de árboles de nogal cultivados para conseguir nueces o madera es una manera de líder central. Radica en un líder primordial y 3 ramas secundarias, que se forman a una altura de sobra de 28 a 31 pulgadas (70 a 80 cm) sobre el suelo para hacer más simple la cosecha mecánica.

Los árboles maduros se podan para sostener su forma de guía central, lo que fomenta el desarrollo de la madera y la producción de frutos secos. Asimismo tengamos la posibilidad árboles maduros para remover las ramas bajas, rotas, enclenques o enfermas y, como es natural, para remover los retoños de agua. Asimismo se tienen que remover las ramas que se frotan entre sí. Anteriormente, los viejos cultivadores de nogales empleaban una regla del 33 % al podar árboles maduros. Esto significa que no dejaron que ninguna rama secundaria alcanzara un diámetro mayor a 1/3 (o 33%) del líder primordial. No obstante, la poda de ramas de 7,62 cm (3 pulgadas) de diámetro y mucho más enormes necesita experiencia, puesto que esto puede ocasionar la descomposición.

Condiciones climáticas para el cultivo de nueces en España

  • Elevado número de horas calurosas entre mayo y septiembre.
  • Número de horas de frío por año.
  • En tiempo seco precisa agua. El control del riego en primavera y verano es primordial. En el norte de España no requiere riego.
  • Muy sensible a las heladas tardías que afectan a la floración ahora las heladas de otoño que tienen la posibilidad de generar moho en el fruto. Se ve perjudicada por cambios bruscos de temperatura.
  • Las producciones cambian en cada red social. Comúnmente por inconvenientes de riego.

En zonas donde no había mucha producción, se está acrecentando con cultivos intensivos y ajustados, completados para la recolección mecánica en el momento en que el riego lo deja.

Géneros de poda del nogal

Por norma general, se aconseja podar el nogal en invierno pues disminuye el padecimiento del árbol en tanto que pierde menos savia y disminuye el peligro de contraer patologías del lesiones ocasionadas. Se tienen la posibilidad de distinguir hasta cinco géneros de podas de nogales: podas de capacitación, podas de frutos, podas de producción, podas de renovación o anti-envejecimiento y podas en verde.

La poda de capacitación se efectúa en nogales jóvenes, a lo largo de los tres primeros años de vida, así sea con apariencia de vaso o en el eje central. Radica en deshuesar el árbol a una altura de unos 1,5 metros, dejando ramas laterales anchas, sin dejar de subir por el eje central. Por año siguiente se escogen 4 yemas equidistantes entre sí y orientadas a los 4 puntos cardinales, aparte de eliminar las ramas que se han juntado en la copa. Esta poda favorece el desarrollo de los árboles, la penetración de la luz del sol y la eficacia futura.

Riego y guiado

Plantación de tiro libre y sistema de savia en Quillón, zona de Ñuble.

En este sentido, el sistema de riego desarrollado ha de estar según con las condiciones climáticas edafo del campo donde se marcha a cultivar el árbol. Es primordial poder bastante humedad en el mayor volumen de suelo a lo largo del mayor tiempo viable; Semeja evidente pero prácticamente jamás que estas condiciones se cumplan. En el momento en que observamos los sistemas de riego empleados en California, observamos el riego por medio de lechos fronterizos y macrosistemas de aspersión con una cobertura de riego del cien %. Estos sistemas de extensa cobertura tienden a ofrecer las condiciones perfectas explicadas previamente, consiguiendo un enorme avance radicular.

Deja un comentario