Fungicidas para el mildiu de la patata

Fungicidas para el mildiu de la patata

Los fungicidas son una herramienta eficaz para combatir el mildiu de la patata, una enfermedad que puede causar daños importantes a la cosecha. El mildiu de la patata se produce cuando el hongo Phytophthora infestans se introduce en las plantas de patata y se reproduce rápidamente. El hongo se propaga a través de la humedad y los insectos, y puede destruir una cosecha de patatas en poco tiempo.

Los fungicidas pueden ser una herramienta útil para controlar el mildiu de la patata. Estos productos químicos se aplican directamente a la planta para interrumpir el crecimiento del hongo y prevenir su propagación. Diferentes tipos de fungicidas se pueden utilizar, dependiendo de la gravedad de la infestación y el estado de la cosecha.

Es importante que los agricultores sean conscientes de la seguridad al usar cualquier tipo de producto químico, incluidos los fungicidas. Siempre es necesario leer y seguir las instrucciones del fabricante cuidadosamente para asegurar la seguridad de la aplicación. Los agricultores también deben tener en cuenta que los fungicidas a veces pueden tener un efecto sobre los organismos beneficiosos, como los insectos, y que esto puede tener un impacto en el ecosistema.

Los fungicidas pueden ser una herramienta útil para el control del mildiu de la patata. Los agricultores deben estar informados sobre los riesgos potenciales de la aplicación de estos productos químicos y tomar las precauciones necesarias para asegurar la seguridad.

¿Qué es el mildiú velloso?

El Mildiú velloso (Uromyces phaseoli) es un hongo fitopatógeno que afecta principalmente a los cultivos de frijol. Afecta a las plantas de frijol al producir lesiones en la raíz, en el tallo y en las hojas, lo que causa su marchitez y pérdida de rendimiento. Esta enfermedad se ha reportado en muchos países, incluyendo México, Estados Unidos, Canadá, Sudamérica, África, India y China.

El mildiú velloso se caracteriza por la presencia de pequeños puntos marrones oscuros, o manchas, en las hojas de los frijoles. Estas lesiones se extienden hasta los tallos, a veces cubriendo la superficie de la misma, y también afectan las raíces de los frijoles. Esta enfermedad también puede resultar en la reducción de la cantidad de frutos y granos producidos por la planta.

La propagación del mildiú velloso se produce a través de esporas del hongo que son transportadas por el viento. Estas esporas pueden sobrevivir por hasta un año en el suelo. El hongo también puede ser transmitido por las herramientas de jardinería, la cosecha y el equipo de siembra.

La mejor forma de prevenir el mildiú velloso es mediante el uso de variedades resistentes, el uso de rotación de cultivos, la eliminación de los residuos de plantas infectadas y el control de malezas. También se recomienda el uso de fungicidas para controlar el mildiú velloso, si bien no hay productos químicos específicos para este hongo, algunos fungicidas comunes pueden ser útiles para el control de esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas del mildiú velloso en las patatas?

El mildiú velloso en patata muestra síntomas muy dispares en comparación con otras plantaciones (por servirnos de un ejemplo, los síntomas del mildiu velloso en el cultivo de cannabis cambian bastante). El síntoma mucho más característico es la aparición de máculas verde claro/obscuro en las hojas de la planta, que aun se necrosan si la patología prosigue. Va a ser entonces en el momento en que el envés de el papel adquiera un hongo esponjoso con un característico color blanco. Si las condiciones de humedad y temperatura no son las adecuadas, el moho puede drenar la planta completamente. El tubérculo asimismo mostrará una pluralidad de síntomas: mostrará una podredumbre seca cobrizo que se extenderá al interior de la papa y va a tomar un tono considerablemente más obscuro. La textura asimismo cambiará y se volverá mucho más granulada.

Síntomas:

El mildiú velloso perjudica tanto a la planta (hojas como tallo) y tubérculos. El daño de esta patología empieza en las hojas y se prolonga por los tallos hasta los tubérculos. Como se detalla ahora, tenemos la posibilidad de ver síntomas concretos en todos y cada parte:

En las hojas de la planta: Por norma general, la patología empieza a enseñar pequeñas máculas irregulares de color cobrizo en las hojas. Estas máculas tienen un halo clorótico, que gradualmente se regresa negro (de verde claro a verde obscuro). Es muy característico que en el envés de el papel, en los bordes de las lesiones, hace aparición una pelusa blanca de aspecto algodonoso, formada por las formaciones provechosas (esporangióforos y esporangios) del hongo. En propiedades del ambiente perfectas de temperatura (>20°C) y humedad relativa (cien%), estas máculas irregulares, que acostumbran a realizarse en los bordes y en la punta de los folíolos, medran de manera rápida. Este avance genera enormes lesiones necróticas de color obscuro rodeadas por un halo amarillento. Esta necrosis puede perjudicar toda la área de el papel y proseguir mediante los tallos.

Deja un comentario