Humedad en los marcos de las puertas

La madera es un material sujeto a cambios debido eminentemente al tiempo. El frío, el calor y más que nada la humedad son los causantes de su transformación. La madera absorbe el 30% de la humedad con apariencia de vapor, con lo que en el momento en que absorbe mucho más de este porcentaje tiende a padecer y también expandirse. De ahí que es requisito que poseas presente los próximos consejos en el momento de poner tus puertas de madera.

  • El tiempo en el que vives es primordial en tanto que de él es dependiente la humedad, el frío o el calor y según estas condiciones tus puertas han de ser de una u otra madera.
  • En presencia de humedad, usar materiales mucho más espesos. Las maderas duras surgen de árboles de hoja perenne, caducifolios o de desarrollo retardado. Los mucho más empleados para la construcción de puertas de interior son el haya y el roble.
  • Impide el pino, esta madera se encuentra dentro de las mucho más lindas pero por sus peculiaridades no es muy espesa. Si su hogar está expuesto a la humedad, esto no es conveniente.
  • Tratar la madera para eludir inconvenientes, usar aceites, tintes, pinturas o embarnices de manera correcta, o sea, contemplar la madera de forma traje a fin de que de esta forma el vapor logre pasar de fuera hacia dentro como desde dentro. Y de esta forma eludir la hinchazón de exactamente la misma.

¿Qué son los tapajuntas de las puertas?

Los tapajuntas son las piezas de madera o tablón que se ponen en torno a las puertas. Entre nuestra puerta y las paredes.

La función básica de estos tapajuntas es fundamentalmente estética: cubren las juntas que ya están entre el marco de la puerta y el contramarco. Y entre el premarco y la mampostería de los muros.

Consejos para eludir la humedad en las puertas

Si ahora tuviste inconvenientes con las puertas y la humedad, quizás quieras entender ciertos avisos para evitarlos más adelante. Aquí tienes ciertos avisos:

  • Escoge la madera de tus puertas sabiendo el tiempo de la región donde vives. Valore el nivel de humedad al que van a estar sujetos y, probablemente, busque el consejo de un especialista. En todo caso, si hay humedad, es preferible escoger maderas espesas. Por servirnos de un ejemplo, no se aconseja la madera de pino en estas situaciones.
  • Asimismo puedes tratar la madera para eludir inconvenientes de humedad. Existen varios artículos que puedes emplear: aceites, pinturas y embarnices para recubrir la puerta de forma traje.
  • Si la puerta aún se destaca, puede procurar apretar los tornillos para cerciorarse de que la puerta encaje bien.

Mejora la ventilación

En el momento en que ventilamos nuestra casa, el aire circula y eludimos la condensación, que pertenece a las primordiales causas de la humedad. Ventilar es una acción simple y simple, es suficiente con llevarlo a cabo a lo largo de unos minutos cada día, abriendo las ventanas, singularmente en el baño y la cocina.

Deja un comentario