Por qué el calentador no calienta el agua

Este es el inconveniente más frecuente y quizás el mucho más desapacible: absolutamente nadie merece recibir ese agua fría en la mitad del baño.

Esto no es un mal desempeño del calentador en sí, sino más bien del sistema hidráulico. Esencialmente un desequilibrio hidráulico.

El termostato de trabajo está roto o tiene una temperatura bajísima.

Si el agua no sale muy ardiente posiblemente el termostato del termo eléctrico esté al mínimo. El termostato es una rueda o perilla en la parte de abajo del termo.

El termostato está roto o puesto a bajísima temperatura

Si el agua no sale muy ardiente posiblemente el termostato del termo eléctrico esté puesto al mínimo por el hecho de que alguien lo tocó sin comprender verdaderamente lo que hacía El termostato es una rueda en la parte de abajo del termo.

Asimismo posiblemente el termostato esté imperfecto y necesite ser sustituido. Si no oímos un click al girar con el termo conectado y corriendo agua fría y la luz roja de control del termo se prende, lo mucho más posible es que el termostato esté roto.

¿Por qué razón el calentador de gas no excita el agua lo bastante?

Todos y cada uno de los aparatos de gas han de ser revisados ​​por un profesional del campo y en los plazos marcados por la normativa nacional. La instalación de un radiador siempre y en todo momento ha de estar correctamente registrada y comprobada por el distribuidor. Ella se asegurará de contactarlo cada cinco años para comprobarlo. Si tienes contratado un seguro, vas a tener menos mala suerte aparte de una revisión de forma anual y una rebaja en mano de obra.

Antes de llamar al servicio técnico, intente acrecentar la temperatura con el regulador con apariencia de rueda o con los botones de la pantalla digital, según el modelo. Hay que tener en consideración que el agua se enfría considerablemente más en invierno y se precisa mucho más energía para calentarla.

Ajuste el termostato

Si el calentador de agua excita el agua, pero no lo bastante, es posible que el termostato esté mal configurado. En invierno va a ser preciso subir la temperatura del termostato pues el agua de las cañerías llega mucho más fría de lo común, complicando que tu caldera lleve el agua a la temperatura deseada. En temporadas de frío, coloca el termostato entre 50ºC y 60ºC a fin de que el agua salga mucho más ardiente.

Si ahora ha configurado el termostato, pero el calentador de agua aún no excita lo bastante, probablemente halla calcificación o depósitos de cal en las cañerías o en el calentador de agua. Este es un inconveniente recurrente con toda clase de calentadores, así sean de depósito o de paso, de gas o eléctricos.

Deja un comentario