Radiador pierde agua por la llave de paso

Un inconveniente común con los sistemas de calefacción es que el radiador gotea y pierde agua. Esto puede deberse a que hay una grieta en las cañerías que desagotan el agua o en nuestro radiador. Asimismo es posible que entre las llaves no encaje bien y por este motivo esté perdiendo agua.

  • Primero debe detectar de dónde procede la fuga. Si esto pasa en los grifos de entrada o salida de agua, puedes arreglar de manera fácil el inconveniente cubriendo la región perjudicada con teflón y después pulsando la tuerca.
  • Si notas que el inconveniente viene de otra sección del radiador, puedes solventarlo de forma fácil con los artículos correctos. Primeramente, y una vez identificada la región con el inconveniente, vas a deber adecentar el radiador y limar la región perjudicada a fin de que el producto se adhiera.
  • Para sellar la fuga precisas una masilla concreta para reparar esta clase de fugas que puedes hallar en cualquier centro de bricolaje. Es un material simple de utilizar que te va a ayudar a arreglar el inconveniente. Para esto, moldea la masilla con los dedos y colócala sobre la fuga, presionando firmemente a fin de que se pegue.
  • Entonces déjalo secar. El tiempo de secado es dependiente de la masilla usada, con lo que es esencial que leas las normas y respetes los tiempos detallados por el desarrollador. En el momento en que haya pasado el tiempo pertinente, limar la región a fin de que quede traje.

¿De qué manera cierro un radiador que gotea?

Ahora vamos a contemplar todos y cada uno de los procedimientos que se deben llevar a cabo a fin de que nuestro radiador no gotee, o sea completamente preciso a fin de que tengamos la posibilidad confirmarnos de que tu radiador no pierda mucho más agua.

Los radiadores acostumbran a tener esta clase de inconvenientes debido al paso del tiempo y al empleo que hacemos de ellos. Cuanto mucho más viejo es este aparato, mucho más de manera frecuente se forman pequeñas fisuras o algunos elementos se sueltan, con lo que el goteo es un inconveniente parcialmente habitual.

¿De qué manera reparo un radiador/calentador con fugas?

Si bien siempre y en todo momento es conveniente la asistencia de un profesional, sellar una fuga en un radiador con fugas es parcialmente simple. Sencillamente prosiga los pasos que le damos:

  • Encuentre la fuga: Comunmente, las fugas de agua del radiador están en las juntas y válvulas de cierre, que están gastadas . Es esencial situarlos para entender dónde comerciar.
  • Desconectar radiador: En el momento en que entendemos dónde se encuentra la fuga, debemos confirmarnos de que no nos encontramos en riesgo desconectando la caldera y cerrando el grifo. El circuito ha de estar fallecido antes de procurar cualquier clase de reparación.
  • Limpieza: Para remover todas y cada una de las partes perjudicadas del área perjudicada, límpiela y coloque una lima en la área. Esto va a hacer que sea mucho más simple tapar la fuga.
  • Logra masilla: Compra masilla de reparación para tapar una fuga en un radiador. Se aconseja que sea de secado veloz y que resista elevadas temperaturas para asegurar que no se vuelva a generar exactamente la misma fuga.
  • Masilla: Utilizar la masilla reparadora en la área donde está la fuga. Es esencial que se adhiera bien y que presiones fuerte a fin de que se adhiera lo más bien que se pueda a la área del dispositivo.
  • Secado: Dejar secar la masilla a lo largo del tiempo detallado por el desarrollador. Así, va a ser bastante bien difícil cerciorarse de que no se genere ninguna otra fuga.
  • Limado: Se aconseja utilizar papel de lima en la región cubierta con la masilla para hacer una área lisa y homogénea.
  • Utilizar Esmalte: Si quiere contemplar totalmente el área perjudicada por la fuga, utilice un esmalte que resista el calor.
  • Abre el grifo: Ahora tienes todo listo para arrancar el radiador. Es conveniente ventilar el dispositivo para un desempeño perfecto.

¿Y si la fuga es en la conexión a la tubería?

Posiblemente tanto el radiador como los elementos de conexión estén en buen estado, y que el agua se escape por la conexión entre el grifo y la tubería. Esta conexión puede ser de 2 tipos:

  • Llave roscada para tubo de hierro. Es más frecuente en instalaciones de calefacción que tienen múltiples años. Las fugas son las mucho más complejas de arreglar en este punto: hay que parar el servicio de calefacción (individual o central). Si el inconveniente está en la conexión, es requisito eliminar el radiador y la llave y arreglar la junta aislante. Si está en nuestra llave, va a ser preciso regresar a apretarla o, en su caso, mudarla.
  • Llave con sistema bicono. Comunmente es suficiente con apretar la tuerca de doble cono que une el grifo a la tubería, que tiende a aflojarse transcurrido el tiempo.

Desarrollo de intervención.

Este es el desarrollo general de substitución de la llave del radiador de calefacción por fuga de agua. Si tienes ganas de saber de qué forma revisar la presión del circuito de calefacción, puedes verlo en nuestro blog.

Deja un comentario